La incertidumbre ante la Lomce lastra la actividad lectiva en los institutos

Los modelos para las pruebas de selectividad de algunas materias aún empezaron a llegar la semana pasada


ribeira / la voz

A finales de noviembre, el sabor a victoria se instauraba en gran parte de los centros educativos de la comarca por la marcha atrás, en el Congreso de los Diputados, de los cambios impulsados por la Ley Orgánica de Mejora de Calidad Educativa (Lomce). Mas esa celebración fue efímera y, por aquel entonces, varios institutos ya apuntaban a que solo se solucionaba una mitad del problema, al establecerse un plazo de seis meses para la elaboración de un informe con sus respectivas propuestas de cambios.

Dos meses y medio más tarde, esa falta de definición en algunos ámbitos -como los modelos de examen para la prueba de acceso a la universidad o la elección en la oferta curricular de materias de libre elección de cada instituto- se ha materializado en una incertidumbre que condiciona a la actividad docente diaria en los centros de secundaria de Barbanza.

Por un lado, la crítica que más se ha vertido desde las direcciones de varios institutos es la falta de tiempo a la hora de poder organizar las clases de segundo de bachillerato, ya que en algunas asignaturas, como Lingua e Literatura Galega, no está claro si se mantendrá el formato habitual de la antigua selectividad. De momento, solo se tiene constancia de una circular desde Educación que afirma que no habrá grandes cambios. En otras materias, como Filosofía o Historia del Arte, ya hay constancia de variaciones mínimas, como la ampliación de autores o de obras en el temario.

Falta de tiempo

«Los equipos directivos hemos pasado por una etapa difícil estos dos últimos años, pues para que la maquinaria funcione hay que engrasarla antes», explicó Pedro Román, director del noiés IES Campo de San Alberto, sobre la carga extra realizada por muchos docentes, que no pueden estar esperando a que se concreten las modificaciones mientras las clases avanzan al ritmo normal.

En una línea similar se manifestó el responsable del instituto sonense, David Pérez: «Os docentes tentamos paliar a inseguridade e a ambigüidade previndo esta situación». Para el director del IES Porto do Son, al menos, los contenidos serán similares y se prepara al estudiantado para cualquier modelo en base a ello.

La otra gran incógnita reposa en la oferta de asignaturas de libre configuración, que puede llegar por tres vías: nacional, autonómica o elaborada por los propios centros. Precisamente, es esta última posibilidad la que algunos institutos están desarrollando, antes que esperar a que se concreten las materias en que se podrán matricular los estudiantes el próximo año y que deben estar claras antes de julio.

Hechas a medida

En el muradano As Insuas ya han sido aceptadas dos materias de libre configuración impulsadas desde el propio instituto. Se trata de Teoría da Música y de Novas Tecnoloxías, en primero y segundo de ESO, respectivamente. Una medida similar es la que planean en el IES A Pobra do Caramiñal, todavía pendiente de aprobación por Educación. En dicho centro quieren implantar Promoción de Estilos de Vida Saudable en primero de ESO y Robótica o Práctica e Linguaxe musical en primero de bachiller.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La incertidumbre ante la Lomce lastra la actividad lectiva en los institutos