Los centros desoyen la propuesta de Educación de instalar videovigilancia

antón parada RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

MATALOBOS

Algunos emplean dispositivos fuera del horario lectivo, pero no para prevenir el acoso escolar

07 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Ningún colegio o instituto de la comarca ha instalado -ni prevé hacerlo- cámaras de videovigilancia o sistemas de control similares en sus instalaciones con el fin de evitar situaciones violentas entre los estudiantes o para poder dilucidar si se han producido y sobre quién recae la culpabilidad. Los únicos ejemplos de centros que disponen de cámaras en su recinto se circunscriben a medidas de seguridad, y los dispositivos solo funcionan fuera del horario lectivo.

En el mes de abril del pasado año, la Consellería de Educación recogió en su protocolo de protección de datos -presentado por la Xunta de Galicia en el Consello Gallego de Convivencia- la posibilidad de que los centros educativos instalasen en algunas zonas, como el patio o comedores, cámaras de vigilancia destinadas a prevenir conflictos de acoso escolar.

No se trata de una normativa al uso -ya que el protocolo no legisla- sino de una recomendación que recoge un informe de la Agencia Española de Protección de Datos, que permite la instalación con esa finalidad preventiva contra el bullying.