Adquirir una vivienda está libre de impuestos en 65 parroquias

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Las ventajas fiscales benefician a jóvenes, familias numerosas y personas con discapacidad

31 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

En la comarca existen más de 150 aldeas en las que viven menos de una decena de personas, y en una treintena de ellas no hay ni un solo vecino, una realidad que va en aumento conforme pasan los años. Con el objetivo de que la despoblación de los núcleos rurales no siga creciendo, la Administración autonómica ha puesto en marcha medidas para dinamizar las zonas menos pobladas que incluyen exenciones fiscales de las que podrían beneficiarse un buen número de barbanzanos. No en vano, según los criterios de la Xunta, adquirir una vivienda habitual estará libre de impuestos en 65 parroquias de los once municipios de la comarca.

Según el acuerdo adoptado por el Consello da Xunta la semana pasada, se eliminarán los impuestos de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados para los jóvenes, familias numerosas y personas con discapacidad que quieran comprar o transmitir una propiedad en núcleos rurales despoblados. Para determinar qué parroquias se consideran zonas poco pobladas se ha recurrido a una clasificación que elabora el Instituto Galego de Estatística (IGE) según la cual tres cuartas partes del territorio barbanzano se encuadran en esta categoría.

A Pobra es el único municipio del entorno en el que no se aplicarán las rebajas fiscales aprobadas por la Xunta puesto que ninguna de sus parroquias está clasificada como poco habitada. En cuanto a los demás ayuntamientos, la mayoría cuentan con buena parte de su territorio encuadrado en esa tipología. De hecho, en Carnota, Lousame, Mazaricos, Muros, Outes y Porto do Son, el 100 % de su superficie figura entre las zonas en las que es preciso recuperar población.