«He tenido más libertad trabajando con Warner que con empresas de aquí»

Su vídeo del tema «Troubled times», muy crítico con Trump, se estrenó la pasada semana

.

A Coruña / la voz

Estaba precisamente replanteándose el futuro de su vida profesional dentro del audiovisual cuando recibió un mensaje de Devin Sarno, supervisor de videoclips de Warner Bros preguntándole si le gustaría hacer el nuevo vídeo de la banda punk norteamericana Green Day. «Pensé que era una broma de algún amigo, pero empecé a buscar por las redes sociales, vi quién era y le contesté. Como para decirle que no a un tío que ha trabajado con Red Hot Chili Peppers o Linkin Park», explica un todavía emocionado Manu Viqueira, coruñés cuyo vídeo para la canción Troubled times de los californianos -realizado junto a David Rodríguez Simón- se estrenó la pasada semana, la misma de la toma de posesión de Donald Trump, quien no sale muy bien parado en la pieza.

-Un jefe de Warner ve sus trabajos en Internet, le gustan y le encarga directamente que haga un vídeo para Green Day. Suena a cuento de hadas.

-Lo más asombroso fue la libertad que me dejaron. Al principio les consultaba todo, no solo respecto al contenido, sino también el formato. Les planteaba si hacerlo en blanco y negro, si meterle colores degradados... Se limitaron a decirme que hiciese lo que quisiera. Eso es increíble, trabajando para la Warner he tenido mucha más libertad creativa que cuando lo he hecho para otras empresas de aquí mucho más pequeñas.

-No sé si me gusta más el vídeo o toda la historia que hay detrás, la sorpresa, la oportunidad...

-De hecho he recibido un montón de mensajes de gente del audiovisual diciéndome que les había gustado el vídeo, pero que habían visto en esto una defensa de la libertad creativa. Eso, y que también da muchas esperanzas, claro. Porque en el fondo lo que demuestra es que todo llega, que puedes desanimarte después de estar años trabajando y ver que la cosa no es como pensabas, pero de repente surge una oportunidad como esta de la nada.

-Así que le dejaron hacer lo que le dio la gana.

-Bueno, hubo un par de cosas con las que me pararon los pies. Una era una imagen del Ku Klux Klan en el despacho oval. Ahí me dijeron que me estaba pasando. Igual que con una imagen de Trump con un bigote hitleriano. -Es consciente de que hay un buen número de estadounidenses a los que nos les debe haber gustado nada.

-Incluso he recibido alguna amenaza en las redes sociales. Un tipo me escribió preguntándome por qué no relacionaba al presidente de mi país con el Ku Klux Klan. Me envió más mensajes, algunos traducidos al castellano con un traductor automático, porque en vez de Green Day ponía Día Verde. Me hablaba de cómo me sentiría si se tiran las vallas de Ceuta y entran en España «todos esos musulmanes que quieren matarnos». Es de locos.

-Pero era algo esperado, ¿no?

-Supongo que sí, pero te mete miedo. Aunque tienes razón, el vídeo está hecho para provocar esas reacciones, así que esto significa que está bien, que funciona.

-¿Le propuso el grupo que versara sobre el triunfo de Trump?

-Al principio iba a tratar sobre la guerra, los refugiados... La canción se escribió después del atentado del Bataclan, y yo llegué a hacer unas pruebas con esta temática. Pero, estando en Filipinas de luna de miel, en el aeropuerto me entero de que Trump gana las elecciones. Ya supe que eso me iba a afectar de alguna manera, y así fue. Me escribieron para decirme que había cambio de planes, que la cosa debería tratar sobre los derechos civiles, las libertades...

-¿Cómo seleccionó las imágenes que utiliza en el vídeo?

-Tuve que verificar la procedencia de cada una, ver los permisos que había que pedir para utilizarlas... Ahí no reparé en gastos. Por ejemplo, utilizar la imagen de Martin Luther King es carísimo, pero tenía que salir. Fue como una inversión. Podía haberme quedado con imágenes más baratas, pero preferí quedarme con menos dinero y que el vídeo saliese perfecto.

-¿Le gustaban Green Day?

-Sí, son parte de la banda sonora de mi vida, junto a Rage Against the Machine y otros grupos. Aunque quizá mi favorito y para los que me encantaría hacer un vídeo sean los Red Hot Chili Peppers.

-El vídeo tiene una gran carga ideológica.

-Siempre he tenido ciertas inquietudes políticas, así que lo hice con gusto. Pero preferiría no limitarme a este tipo de vídeos. Por ejemplo, Red Hot Chili Peppers tienen un público mucho más amplio que Green Day y a la hora de escoger a alguien que les haga un vídeo igual prefieren no mojarse en ese aspecto. Pero seguro que a Rage Against the Machine les gustó el vídeo.

-¿Y ahora, qué? ¿Cine?

-Lo que llegue será bienvenido. Hay muchos grupos en España con los que me encantaría trabajar. Pero estoy abierto a todo. De hecho, los referentes clave para mí son Scorsese , Kubrick... Y ya dentro del mundo del videoclip, y también en el cine, me encanta Spike Jonze.

Votación
3 votos
Comentarios

«He tenido más libertad trabajando con Warner que con empresas de aquí»