El Ribeira bailó al ritmo de Madiop

Los celestes maniataron al Esclavitud gracias a la verticalidad en ataque del senegalés y al talento para moverse entre líneas de Adam y Fran


Ribeira / la voz

El Atlético Ribeira consiguió contra el Esclavitud una victoria por 4-1 que carga al equipo de moral. Después de la amarga derrota en el derbi ante el Puebla, los de Pepe Cores recuperaron su mejor fútbol para espantar cualquier atisbo de duda. Madiop, una pantera sobre el césped, fue determinante para darle la vuelta al marcador y enviar a la lona al bloque padronés. Maniatado por el juego entre líneas de Fran y Adam, el Esclavitud claudicó en la segunda mitad.

El choque comenzó con un Ribeira que quería monopolizar el balón para batir líneas. A pesar de que la posesión era local, fueron los visitantes quienes abrieron el marcador. Después de un error en la salida del cancerbero Álex, Manuel Fernández envió el balón a la red sin oposición. El gol avivó a los barbanzanos, que empataron con un tanto en propia puerta del Esclavitud.

El encuentro se rompió en la segunda mitad. Madiop, de penalti, anotó el 2-1. Minutos después, el senegalés amplió la ventaja con un cabezazo inapelable. Adam cerró el duelo con un disparo al palo largo después de una jugada entre Fran, Rubén y él.

Outes-Piloño: 2-3. O Conchido, 250 personas. La falta de puntería condenó a un Outes que ha dado un paso adelante para mantenerse en la categoría. El Piloño aprovechó un par de errores al inicio para llevar el 0-2 al marcador. No se amilanó el Outes, que recortó distancias con un buen tanto de Chía. Yago tuvo las tablas en sus botas, pero Dumbo sacó el balón con una mano felina. Después de un penalti fallado por los locales, el Piloño marcó el tercero cerrando el encuentro.

Flavia-Puebla: 1-1. O Souto, 100 aficionados. El mal fario se cruzó en el camino del Puebla. Dominador del choque, su timidez dentro del área rival echó por tierra el esfuerzo del bloque de Anxo Casalderrey. Espi, con una chilena, puso el 0-1 en el marcador. Respondió el Flavia con el 1-1, segundos después de que el colegiado se comiese un supuesto penalti sobre Denis. Con el empate, el Puebla se adueñó del esférico, pero le faltó clarividencia para llevarlo a la red.

Unión-Dumbría: 0-2. Vilas, 100 personas. A pesar de la derrota, los rianxeiros realizaron un gran papel en su feudo. Dominó la pelota el bloque de Cristian, que no tuvo garra para hincarle el colmillo al líder. El Dumbría aprovechó dos fogonazos, y un par de errores en defensa, para llevarse el choque. Canosa, en el minuto 28, cazó un rechace dentro del área para poner el 0-1. Darío Capelo sentenció después de una contra trenzada con electricidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ribeira bailó al ritmo de Madiop