Los concellos auditan los cobros a firmas de servicios por ocupar dominio público

La inspección corresponde al 1,5% que deben abonar empresas eléctricas o telefónicas según su facturación anual

.

Las restricciones de todo tipo que sufren los concellos desde la aplicación de medidas para paliar los efectos de la recesión , especialmente las de carácter económico, les han forzado ha convertirse en auténticos agentes fiscalizadores de los tributos, para que nadie, sea un particular o una empresa, se libre de abonar lo que le corresponde. Cabe señalar que, desde hace varios años, las Administraciones locales de la comarca mantienen congeladas las tasas e impuestos, mientras que los gastos por la prestación de servicios va en aumento. Esta circunstancia obliga a mirar con lupa tanto lo que se paga como lo que se cobra. En este contexto cabe encuadrar la inspección que la mayoría están haciendo del canon del 1,5 % que deben satisfacer las firmas que prestan servicios, básicamente compañías eléctricas, de telefonía o gas, por la ocupación de dominio público, tanto aéreo como terrestre.

Según establece la normativa, estas empresas deben pagar a los ayuntamientos el 1,5 % de su facturación anual y el caso es que, según explican los responsables municipales, en muchos casos las cuentas no cuadran. En algunas ocasiones, porque los importes que se satisfacen son inferiores a los que corresponden y, en otras, porque directamente no se paga, como sucede, por ejemplo, en algunos ayuntamientos con las líneas de media tensión o de evacuación de parques eólicos.

Cuantías en Ribeira y O Son

En el caso de Ribeira, comenta Manuel Ruiz, se llevó a cabo una minuciosa comprobación que dio como resultado que las arcas municipales recibieron 272.000 euros, la diferencia entre lo que se había abonado y lo que debía haberse ingresado.

El Ayuntamiento de Porto do Son, explica la edila de Facenda, María Maneiro, está culminando ahora ese mismo proceso y, según la primera estimación, la cantidad que se reclamará a las firmas asciende a 35.000 euros.

Los controles sobre el abono del 1,5 % por parte de las compañías que ocupan dominio público se han extendido a la práctica totalidad de los concellos y algunos responsables locales no dudan en afirmar que «existe mucha pillería» por parte de las compañías.

El alcalde de Boiro, Juan José Dieste, comenta que hay una persona del Concello dedicada a la revisión y, a mayores, una técnica externa: «Se hizo una reclamación y las compañías afectadas hicieron un reconocimiento de los errores y pagaron».

Por su parte, el pobrense Xosé Lois Piñeiro señala que algunas empresas no estaban ingresando el canon y que se ha emprendido, con los técnicos municipales, un proceso para inspeccionar quienes no cumplen con las obligaciones y reclamar el dinero.

Su homólogo rianxeiro, Adolfo Muíños, reconoce que también tiene dudas sobre las liquidaciones practicadas.

Aunque el pago del canon afecta, explica Juan José Dieste, a las empresas por el uso privativo de dominio público, el acento se pone en las eléctricas, ya que además del cableado tienen líneas de alta y media tensión por las que también deberían pagar.

No solo en el abono del 1,5 % se están fijando los ayuntamientos de la comarca, también en las facturas por el consumo eléctrico. Precisamente, Juan José Dieste comentó que el Concello ha devuelto ya varios recibos porque la tarificación no era la correcta y también en Ribeira se presentaron en su día reclamaciones por este concepto.

El pago por las líneas de alta tensión abre otra vía de ingresos

El cobro del 1,5 % a empresas de servicios que ocupan dominio público no es nuevo, aunque ha sido ahora cuando los ayuntamientos han comenzado a ejercer su derecho de fiscalización tributaria para saber si estaban cobrando lo que realmente les correspondía.

A este pago podrá unirse otro en breve, el de las líneas de alta tensión, en lo que ya trabajan varios concellos, como es el caso de Mazaricos y Lousame, porque supone una nueva vía de ingresos que, dada la situación de las arcas locales, los dirigentes no quieren dejar escapar.

¿Qué es el canon?

Se trata de un porcentaje por la ocupación de dominio público, tanto aéreo como terrestre, que deben satisfacer las empresas que suministran servicios, en función de la facturación anual que hayan tenido en cada uno de los concellos por dar la prestación a sus clientes. Presentan la liquidación a las Administraciones locales y abonan el 1,5 % del montante. Lo que están haciendo los concellos es verificar, generalmente con empresas especializadas, los pagos.

¿Lo pagan las firmas de agua o saneamiento?

No, dado que se trata de prestaciones de carácter municipal cuya gestión, en algunos casos, los ayuntamientos adjudican a empresas privadas.

¿Qué sucede con las líneas eléctricas de media y alta tensión?

En el caso de las líneas de media tensión, varios concellos están revisando si perciben anualmente lo que les corresponde. En el de las de alta tensión, la situación es diferente. Ninguno cobra, pero la semana pasada el Tribunal Supremo emitió una sentencia que da la razón al Concello de Arteixo, que reclamaba el cobro. Los alcaldes de Mazaricos y Lousame indicaron ayer que están revisando el fallo judicial y haciendo comprobaciones para ver si pueden reclamar también el pago y qué cantidades les corresponderían. 

Votación
1 votos
Comentarios

Los concellos auditan los cobros a firmas de servicios por ocupar dominio público