La aprobación del PXOM sonense propició un repunte de las licencias

La entrada en vigor de la nueva norma urbanística la pasada primavera animó la construcción en núcleos rurales


Noia / La Voz

Durante el 2016 se dio una tendencia generalizada en el conjunto de la comarca como fue la proliferación de andamios cubriendo casas y edificios para la ejecución de obras menores en cubiertas y fachadas. El aumento de este tipo de actuaciones se incrementó en los once municipios barbanzanos, pero en algunos, como en Porto do Son, a ello se sumó el repunte de las licencias para nuevas construcciones. Este incremento se relaciona en el Concello con la aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) en la primavera del año pasado.

El hecho de poner en orden el urbanismo del municipio aporta a los promotores de nuevas construcciones una serie de garantías jurídicas que, según constata el gobierno local, han servido de impulso para la ejecución de obra nueva, principalmente, viviendas unifamiliares en los núcleos rurales. De ello hablaba el alcalde, Luis Oujo, cuando incidía en la importancia de dotar al conjunto del ayuntamiento de servicios básicos como el saneamiento, principalmente, y el abastecimiento de agua, sobre todo en un momento en el que las necesidades van en aumento al levantarse nuevos inmuebles.

En cuanto a los datos de licencias de obra concedidas a lo largo del 2016, se contabilizaron un total de veinte, diecinueve de ellas solicitadas para la construcción de viviendas unifamiliares y solo una para levantar un edificio de dos plantas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La aprobación del PXOM sonense propició un repunte de las licencias