Adrián Mosquera: Paladas que derrumban montañas

Álvaro Sevilla Gómez
Álvaro Sevilla RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

marcos creo

Tras perder su pierna derecha y batallar para convertirse en campeón de España, sueña con ser olímpico

31 dic 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Tenía 12 años cuando Adrián Mosquera (Rianxo, 1996) sufrió un atropello y perdió su pierna derecha. «Estiven oito meses en cadeira de rodas e vinme obrigado a aprender a camiñar de novo», afirma tranquilo, sin pudor ni amargura, mientras explica la prueba de fuego a la que se enfrentó cuando todavía era un crío: «Sabía que me ía a recuperar, tiña que pensar en saír adiante, non podía dubidar, non quería amargarme». Como complemento para su rehabilitación regresó al deporte. Dio el salto al piragüismo, disciplina en la que ya ha empezado a destacar. Después de cuatro años paleando, el rianxeiro ya se ha erigido como campeón de España.

«Empecei no club de Rianxo, pero por problemas económicos tivo que pechar», afirma mientras recuerda el momento. Mosquera cambió su localidad natal por Boiro y su equipo por el Rías Baixas. Confiesa que al principio dudó, pensó que quizás no sería aceptado. «Viña de fóra, pero equivoqueime, recibíronme cos brazos abertos. A día de hoxe son máis que compañeiros, son amigos», asegura.

En el muelle de Escarabote se encontró con el técnico Luis Ourille, quien se convirtió en otro pilar de su vida. «Foime metendo as ganas de adestrar, ensinoume a técnica e fun obtendo resultados e tomándome este deporte máis en serio». El propio Ourille confiesa que los inicios fueron complicados. Además de varios ajustes que tuvieron que hacer para que no se desequilibrase la embarcación, las sesiones cambiaron por completo.