O Son se vuelca con su prueba reina

Medio centenar de vecinos formarán un grupo de voluntarios fundamental para el éxito de la carrera


Ribeira / la voz

Porto do Son se está volcado con su prueba reina, la Sin-Son 10K, cita que atraerá este domingo a más de 2.400 corredores llegados de todos los puntos de Galicia. Además de la épica de la propia competición, detrás se esconde un pequeño ejército de voluntarios, 60 vecinos sonenses que aportarán su esfuerzo para que la organización de la carrera popular sea un rotundo éxito.

«Para nós o seu labor é básico, os voluntarios son parte fundamental da proba e dende o Concello enviámoslles o noso máximo agradecemento. A organización é moi complexa e eles fan que todo isto sexa posible», apuntó el edil de Deportes de la localidad, Manel Deán, que en la mañana de ayer comenzaba a recibir un aluvión de material.

Ese grupo cargado de altruismo contará con representantes del Porto do Son F. C. y del equipo de baloncesto, además del apoyo de la asociación mototurística Ría de Noia. A su vez, un destacamento de miembros de la Cruz Roja estará alerta ante cualquier percance que necesite de su ayuda. Las tareas de los voluntarios pasarán por la entrega de los más de 2.000 dorsales, repartir los avituallamientos e informar a los corredores sobre los puntos donde podrán aparcar sus coches.

Vertiente reivindicativa

Además de lo meramente competitivo, la organización de la Sin-Son también ha mostrado su lado humanitario. Los más de 2.400 participantes llevarán en su camiseta un mensaje de repulsa contra la violencia de género. «Cremos que é importante ter este detalle», apuntó el propio Manel Deán.

Para reforzar el carácter solidario de la prueba, una parte del dinero recaudado en inscripciones irá destinado a la Cruz Roja, en agradecimiento por la labor realizada durante los últimos años en las comarcas barbanzana y noiesa.

Desde la organización también quisieron destacar que a partir de las 8.00 horas comenzarán a funcionar los autobuses que llevarán a los participantes desde el centro de Porto do Son hasta la dársena de Portosín. «É un servizo que damos aos corredores, ao igual que o de gardarroupa. Ao chegar á saída poden deixar a roupa alí e despois xa lla devolven na meta», apuntó Deán, que confirmó que todo el grupo está trabajando con la máxima intensidad para que la Sin-Son 10K sea de nuevo todo un éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

O Son se vuelca con su prueba reina