Las inversiones en ahorro energético superaron el millón de euros este año

Ribeira, Boiro y Porto do Son fueron los ayuntamientos que más dinero destinaron


ribeira / la voz

La recesión económica motivó la puesta en marcha de planes de control del gasto corriente en los ayuntamientos y la reducción de la factura eléctrica fue el primer aspecto sobre el que incidieron los gobiernos barbanzanos. Aunque en los últimos ocho años se han adoptado diversas medidas, las inversiones en materia de ahorro energético continúan siendo cuantiosas, hasta el punto de que, según los datos aportados por las Administraciones locales, en el último año se superó el millón de euros.

Esta tendencia se mantendrá el próximo ejercicio, dado que concellos como Porto do Son, Boiro y Noia tienen ya nuevos proyectos en cartera. El previsto por el equipo boirense que capitanea Juan José Dieste permitirá, según las estimaciones realizadas por los técnicos, reducir a la mitad el desembolso en la factura eléctrica de la casa consistorial, la plaza de abastos y el conservatorio.

Auditoría en Noia

Por lo que respecta a Noia, el mandatario, Santiago Freire, explicó ayer que se elaborará una auditoría para saber cuántas luminarias hay en el término y cuáles son sus características. De esta forma será posible diseñar un plan de acción y, al mismo tiempo, comentó Freire, determinar «en canto pode reducirse a potencia contratada, xa que temos varios contratos de alumeado que son revisables».

Las Administraciones que más fondos destinaron para proporcionar luz pública al menor coste posible, ya que se trata de uno de los principales gastos para las arcas locales, fueron Boiro, con unos de 250.000 euros; Porto do Son, que rondó los 200.000, y Ribeira, cuyo alcalde, Manuel Ruiz, indicó que se han abonado los 500.000 euros correspondientes a la anualidad de este año por el plan integral que el Concello contrató a una empresa.

Por su parte, el Ayuntamiento de A Pobra costeó mediante subvenciones la sustitución del alumbrado público en San Lázaro, cifrada en 70.263 euros y la renovación de instalaciones en Pontenaveira y Paio.

En Porto do Son acaba finalizar una actuación, cifrada en 50.000 euros, que consistió en el cambio de bombillas en la AC-550. Además, el Concello ha elaborado un proyecto, que presentará a una convocatoria de financiación con fondos europeos para ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes, que incluye acciones para seguir en la línea del ahorro energético.

También se aprovechará del nuevo plan ambiental de la Diputación la Administración boirense, que prevé destinar más de 40.000 euros a la renovación de luminarias en parte de la calle Principal y en la zona de A Boliña, entre otros puntos.

En esta línea, Mazaricos acometerá, con siete mil euros procedentes del organismo provincial, una auditoría energética que servirá para determinar en qué puntos es necesario actuar para optimizar el consumo sin que los ciudadanos se vean privados de un servicio necesario.

Otro gobierno muy implicado en el ahorro energético es el de Outes, en el que se han destinado durante este ejercicio 70.000 euros a este capítulo. Fuentes municipales manifestaron que la última intervención en este sentido culminó hace poco y consistió en la sustitución de bombillas en la travesía de la AC-550 y en la avenida de Compostela.

Los cambios eléctricos en edificios públicos también se suceden en los concellos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las inversiones en ahorro energético superaron el millón de euros este año