Todos los concellos perdieron vecinos y la previsión es que la tendencia dure otros cinco años


Todas las variables demográficas juegan en contra de la comarca. Si hace menos de una década, municipios como Ribeira, Boiro e, incluso, Porto do Son o Noia registraban aumentos continuados de sus respectivos padrones de habitantes, la tendencia parece haber cambiado. A día de hoy, tanto el saldo migratorio -balance entre los que llegan y los que marchan emigrados-, como el crecimiento vegetativo -diferencia entre nacimientos y defunciones- resultan negativos en la totalidad de municipios barbanzanos.

Y lo que todavía es peor: las previsiones apuntan a que el descenso poblacional se mantendrá, al menos durante el próximo lustro. Según varias proyecciones estadísticas, la comarca seguirá perdiendo más de un millar de vecinos cada año en los próximos cinco años. Solo el ejercicio pasado, el padrón municipal conjunto de los once municipios de la zona mermó en 1.500 personas hasta caer por debajo de los 120.000 residentes por primera vez en el último cuarto de siglo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Todos los concellos perdieron vecinos y la previsión es que la tendencia dure otros cinco años