El Abanqueiro sonríe en A Charca

Un solitario gol de Óscar tras un rechace le dio la victoria a los locales frente a un Cabo de Cruz que buscó el empate hasta el último aliento


Ribeira / la voz

El Abanqueiro volvió a sonreír en A Charca después de un derbi cargado de intensidad, talento y buen fútbol. Ante un Cabo de Cruz que sigue mermado en efectivos, el equipo de Mauri tuvo que agarrarse al clavo ardiendo para mantener la victoria en casa. El gol de Óscar en los últimos instantes de la primera mitad puso en ventaja a los locales, que mantuvieron su ventaja hasta el pitido final. Los crucenses adelantaron líneas tras el descanso, pero no fueron capaces de perforar la meta de Lois Outeiral.

Porto do Son-Bastavales: 0-5. Emilio García, 100 aficionados. El Bastavales hizo valer su condición de líder en solitario para golear a los barbanzanos con contundencia. Con dominio repartido en la primera mitad, los visitantes aprovecharon el severo bajón físico local para endosar una manita. Los goles visitantes fueron de Julian, que logró un doblete, Alberto, y Roberto, que también completó su partido con dos tantos.

Lesende-Oleiros: 2-2. 50 incondicionales. Entraron los lousamianos apáticos, sin intensidad, pero gozando de las primeras ocasiones de gol. Sin embargo el Oleiros se encargó de abrir el marcador con un remate de Pablo a la salida de un córner. A la vuelta del descanso, los visitantes volvieron a golpear con el segundo, lo que obligó al equipo de Albán a lanzarse a por el empate, que llegó gracias a los tantos de Carlos y Oliver.

Taragoña-Cacheiras: 0-2. A Lomba, 120 aficionados. No pudo conseguir la victoria el Taragoña ante un Cacheiras que brilló de cara a portería. Los santiagueses, entrenados por un ex del Atlético Ribeira como Susín, se llevaron la victoria en la segunda mitad con tantos de Ismael y Óscar López.

Carcacía-Palmeira: 0-0. 50 espectadores. En un choque muy parejo, el Palmeira tuvo que sobreponerse a 45 minutos con un jugador menos sobre el verde y a la expulsión de Santi al final del segundo tiempo. Se defendieron bien los ribeirenses y su portero Juan Carlos sacó tres balones con maestría que los mantienen en la mitad de la tabla.

Recesende-Sálvora: 4-1. A Devesiña, 200 personas. En un campo en malas condiciones, el Sálvora buscó los tres puntos pero esta vez la diosa fortuna les fue esquiva. El Recesende convirtió todo lo que tocó en gol. Flori, la pantera de la Mámoa, anotó desde los once metros el tanto del honor. Los ribeirenses se quejaron de una expulsión muy rigurosa del veterano portero Triñanes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Abanqueiro sonríe en A Charca