Conciliación, una asignatura pendiente en tres de cada cuatro centros educativos

Media docena de AMPA han dado este curso un paso al frente para ofrecer soluciones


Ribeira / La voz

La conciliación sigue siendo una asignatura pendiente en los centros educativos barbanzanos, hasta el punto que en solo una decena de los más de cuarenta colegios que hay en la zona disponen tanto de servicio de comedor escolar como de un aula de madrugadores, pensada para que los padres que tienen que incorporarse pronto a sus puestos de trabajo tengan dónde dejar a los niños hasta que no empiezan las clases.

Los intentos por poner en marcha comedores en los centros de la zona por parte de las AMPA no han sido pocos, pero solo la mitad de ellos tienen en este momento uno. La mayoría funcionan con un servicio de cátering, mientras que solo unos pocos han podido abrir un comedor con cocina y personal propio para elaborar en las mismas instalaciones la comida. En proceso de habilitar un servicio de cátering están en el CEIP Ana María Diéguez (Rianxo), en donde tienen previsto poder ponerlo en marcha para el próximo curso.

Desde el centro explican que es algo en lo que se lleva trabajando desde el pasado año para responder a las necesidades de las familias. En otros, como en el de Artes también se solicitó. «Ao non ter espazo se intentou facer co centro recreativo, pero non se chegou a materializar por temas de papelexo», destaca la directora, Beatriz Trillo.

Buscando ofrecer soluciones, también han dado un paso al frente este año las AMPA de otros colegios para ofrecer una aula de madrugadores. Es el caso de O Grupo y del CEIP de Palmeira (ambos en Ribeira), del Santa Baia (Boiro) y el Alexandre Rodríguez Cadarso (Noia), en donde este año estrenan el servicio, especialmente concurrido, explican en Noia, cuando a las madres que trabajan en el marisqueo les toca ir temprano

El dinero, un hándicap

Aunque no la abren por primer año, sí han buscado una fórmula para reducir los precios de este servicio y hacerlo más accesible en el CEP Salustiano Rey. Hay también quien dispone de él de forma totalmente gratuita, como en el de Castiñeiras.

¿Y qué pasa con esa treintena de colegios en los que no hay comedor o aula madruga? Las abuelas siguen siendo el gran pilar de la conciliación. Así lo explican en muchas de las escuelas, principalmente en núcleos rurales o de menor tamaño, en donde aseguran que no hay demanda de estos servicios porque «cando non se fan cargo os avós, hai nais e pais que se poñen de acordo para traer a outros dous ou tres rapaces xunto cos seus», indican desde el CEIP de Seráns.

Otra de las alternativas que en los últimos años está solucionando la papeleta a aquellos padres que no tienen con quién dejar a sus hijos por las mañanas cuando ya han entrado a trabajar, o simplemente no quieren que otros carguen con esa responsabilidad diaria, es la de empresas que ofrecen un servicio de acompañamiento matinal. En ellas sirven el desayuno a los niños, los acompañan hasta la puerta del colegio o a la parada del bus y, a la salida de clase, también organizan actividades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Conciliación, una asignatura pendiente en tres de cada cuatro centros educativos