El coste del personal laboral municipal casi duplica al de los funcionarios

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BARBANZA

Los ayuntamientos barbanzanos destinan más de 31,4 millones a pagar salarios

10 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El de funcionario es un trabajo muy demandado y muchas veces envidiado, ya sea por la estabilidad laboral o por los horarios de la Administración, a las convocatorias de empleo publicadas por concellos y otras instituciones suelen presentarse una multitud de aspirantes. Sin embargo, no siempre es necesario superar una dura y competitiva oposición para lograr un puesto en una entidad pública y, de hecho, al menos en lo que respecta a los ayuntamientos, los empleados que han tenido que superar ese trance son los menos. Eso se deduce del análisis del gasto que realizan las entidades locales barbanzanas en nóminas. No en vano, el coste del personal laboral municipal casi duplica al de los funcionarios.

En concreto, los recursos que los concellos del área barbanzana destinan al pago de las nóminas de los trabajadores que no tienen una plaza en propiedad ascienden a 13,3 millones de euros, un 40% más que la cifra dedicada a los sueldos de los funcionarios, que se roza los ocho millones. Las diferencias varían según la Administración local de la que se trate, y hay entidades locales como Boiro, Noia y Carnota en las que el gasto se duplica. De hecho, la única excepción es la de Outes, donde la cuantía total que se abona a los funcionarios es mayor.

Que un trabajador sea personal laboral no quiere decir que haya logrado su empleo sin pasar previamente por un proceso selectivo, pero, según indican desde los propios ayuntamientos, puede ser menos exigente y no tan riguroso como una oposición, además de ser más ágil para la Administración. De hecho, esta es una de las cuestiones que se apuntan para explicar que haya un porcentaje tan elevado de empleados públicos que no figuran en la plantilla de funcionarios.