La Guardia Civil estrecha el cerco sobre dos sospechosos de la desaparición de Diana Quer

Javier Romero Doniz
JAVIER ROMERO RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Vtelevision

El seguimiento policial se complementa con la intervención de varios teléfonos móviles

23 oct 2019 . Actualizado a las 20:38 h.

De Barbanza, violento, consumidor de estupefacientes y con antecedentes por narcotráfico, delitos de agresión sexual o violencia machista. Este es el perfil tipo que hace unos días trascendió sobre la persona o personas que, según consta en las diligencias policiales, podrían estar implicadas en la desaparición de Diana Quer el pasado 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal, su localidad de veraneo desde hace unos 15 años. Ahora, sobre ese retrato delictivo y personal que hasta hace unas jornadas, al parecer, no se atribuía a nadie en concreto, se ha dado un paso más al dirigir los esfuerzos de una parte de la investigación sobre dos individuos perfectamente ubicados en Arousa norte, y concretamente en una zona situada a pocos kilómetros de Taragoña.

Las pesquisas realizadas han llevado a señalar a estos dos varones como los principales sospechosos, aunque, al parecer, las pruebas e indicios acumulados tendrán que reforzarse mucho más para tener garantías de dar con el paradero de la chica y de que, de darse el caso, los cargos que se les imputen a los dos individuos puedan llegar a buen puerto con sentencias que los condenen por su implicación en esta mediática desaparición. Lo que podría sustentar su implicación es la información que se espera obtener del teléfono móvil de Diana Quer, y en concreto, de la tarjeta SIM.

Contexto comarcal

Esta otra rama de la investigación no se focaliza en Taragoña, sino que amplía el perímetro del caso a Boiro y a A Pobra, donde se inició después de que la madre de Diana Quer presentara la denuncia ante la Guardia Civil el mismo 22 de agosto.