Los comuneros aún no han recibido instrucciones sobre cómo actuar en las zonas de cautela


La aprobación del PXOM y de su catálogo arqueológico da reconocimiento legal a los yacimientos diseminados por el monte sonense, que son bienes de interés cultural y por lo tanto gozan de la mayor protección, lo cual conlleva una serie de limitaciones a la hora de actuar en la zona de cautela fijada a su alrededor. En su momento, el presidente de la comunidad de montes de Caamaño, que tiene un elevado porcentaje de su terreno afectado por Patrimonio debido a la gran concentración de petroglifos, trasladó a la conselleira de Medio Rural esta dificultad añadida y su preocupación por cómo iban a llevar a cabo los trabajos de limpieza y reforestación en la superficie quemada. De momento, no han recibido instrucciones al respecto.

El presidente de los comuneros de Caamaño, Juan José Paz, explicó que, por ahora, es la Administración la que está actuando en las zonas quemadas: «Son eles os que se encargan de todo, a nós de momento non nos deixan facer nada no monte. O primeiro que había que facer é sacar a madeira queimada pero con iso aínda non empezaron. Estes días estiveron botando palla, abrindo pistas e limpando cunetas».

En cuanto a las medidas a tomar para proteger los petroglifos desperdigados por el terreno en mano común, explicó que de momento no saben nada: «Na última reunión coa conselleira de Medio Rural dixeron que tiñan que falar con Patrimonio e con Medio Ambiente e esa é a última noticia que temos». Por ahora, no está previsto que se celebren nuevas reuniones sobre los incendios con las autoridades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los comuneros aún no han recibido instrucciones sobre cómo actuar en las zonas de cautela