La mitad de centros de secundaria cuentan con programas para prevenir el acoso

En seis recintos educativos se implantará este curso la tutorización entre alumnos


Ribeira / La Voz

Violencia y acoso escolar son temas latentes en las aulas que preocupan tanto a los padres como a los propios docentes. En Barbanza, los centros de secundaria, en los que suele existir una mayor conflictividad, se han puesto las pilas en materia de prevención. Tanto es así que, al margen de los protocolos establecidos por ley, la mitad de recintos educativos de la comarca con alumnos mayores de 12 años cuenta con un programa específico con el que se busca atajar el problema cuando empieza, en vez de tratar de ponerle remedio cuando el mal ya está hecho.

En la capital barbanzana funciona desde el año 2011 el Instituto de Mediación Educativa de Ribeira (IMER), una asociación formada por profesorado mediador de todos los centros de secundaria del municipio. Pero, al margen de esta iniciativa pionera, cobra fuerza la implantación de la tutorización entre iguales, conocida como programa TEI. Hasta seis centros de la zona -tres institutos y otros tantos colegios- han apostado por poner en marcha este curso este tipo de estrategia, en la que los alumnos mayores se convierten en aliados de los adultos para combatir el bullying y otros problemas que los menores son capaces de detectar antes, al establecer una relación entre pares en donde resulta más sencillo que una víctima hable de lo que le sucede.

Para poner en marcha este programa, el curso pasado un grupo de profesores de los colegios Alfonso Rodríguez Castelao, Salustiano Rey, Pilar Maestu y de los IES de A Pobra y Félix Muriel recibían la formación necesaria para crear este año los equipos TEI de docentes que dirigen el programa en cada uno de los centros.

Fuertes que cuidan de débiles

En donde más avanzado se encuentra el programa es en el Salustiano Rey (A Pobra), en el que los niños de quinto de primaria cuidarán de los de tercero. Para decidir quién se encargaba de quién, antes de el verano el equipo docente evaluó las habilidades de cada uno de los escolares, para emparejar a aquellos más resolutivos con los que son más vulnerables, y viceversa.

Para fortalecer este vínculo entre las parejas de alumnos, se llevaron ya a cabo dos jornadas de convivencia, en las que se encargaron de hacer entre ambos un dibujo con tizas en el patio, se entrevistaron para conocerse mejor y resolvieron juntos una sopa de letras, entre otras actividades. El objetivo es que lleguen a crear un vínculo de confianza para que, llegado el caso, se apoyen en los mayores si se ven atacados o acosados de algún modo.

En el IES de A Pobra tienen previsto celebrar este lunes el acto en el que se asignarán a los alumnos de primero de ESO sus tutores de tercero y en el Pilar Maestu están en fase de formación de las parejas. El director del Félix Muriel, explica que «aínda que o de ser titor é voluntario, a práctica totalidade dos nenos quere participar». Ramón Veiga indica que «para nós este é un proxecto bandeira», indica. En su centro se harán carnés para los niños y cartelería para reforzar el compromiso y materializarlo.

Además de en estos centros, en el IES de Porto do Son esperan poner en marcha el programa TEI de cara al próximo trimestre. Además, en otros claustros se habló también en los últimos días de implantarlo, como en el del colegio de Castiñeiras. Y en el IES Campo de San Alberto hace un par de años formaron a un grupo de alumnos como mediadores que sigue activo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La mitad de centros de secundaria cuentan con programas para prevenir el acoso