La Xunta no prevé actuar en los petroglifos dañados por el fuego

Estiman que el incendio del pasado verano habría afectado a cerca de un centenar


Noia / La Voz

El devastador incendio que arrasó el monte de Porto do Son el pasado mes de agosto tuvo también unos efectos muy negativos sobre el patrimonio arqueológico del municipio. Las llamas pasaron por encima de grabados rupestres y aún no se conoce el alcance de los daños. A este respecto, fuentes de la Xunta indicaron que, por el momento, no está previsto hacer una evaluación del estado de los yacimientos ni actuar sobre ellos para tratar de paliar el efecto del fuego.

Desde la Consellería de Cultura explicaron que lo que sí está previsto es llevar a cabo un plan de regeneración paisajística y promoción del castro de Baroña, al que las llamas se aproximaron peligrosamente. Estas intervenciones se anunciaron ya el pasado verano y se llevarían a cabo en colaboración con el departamento autonómico de Medio Ambiente. Por el momento, no están programadas otro tipo de actuaciones.

Según las estimaciones de expertos conocedores de la zona, el incendio del pasado verano pudo haber afectado a cerca de un centenar de petroglifos, sobre todo en la zona de Caamaño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta no prevé actuar en los petroglifos dañados por el fuego