Solo cinco concellos cumplen el plazo legal de pago a proveedores

Rianxo es el ayuntamiento que más ha logrado reducir la demora en el último año


Noia / la voz

El control al que la Administración del Estado somete a las entidades locales permite conocer con detalle su situación económica y la evolución de su deuda comercial. Entre los parámetros más vigilados por el Ministerio de Hacienda figura el período medio de pago a proveedores, y establece un plazo legal máximo de treinta días para el abono de las facturas, que empiezan a contar un mes después de su entrada por registro. En esta materia, los concellos del área barbanzana hacen los deberes a medias y solo cinco de los once ayuntamientos liquidan sus deudas dentro del lapso de tiempo que fija el Gobierno central. Si bien hay algunos que arrastran una trayectoria más o menos regular, en otros se han registrado oscilaciones llamativas. Es el caso de Noia, que tarda el triple que un año antes en pagar sus facturas, y el de Rianxo, que ha reducido el plazo a la mitad en doce meses.

Ambos concellos se sitúan en lados opuestos por distintas razones. Noia figuraba en el 2014 entre los ayuntamientos que menos tardaban en abonar las deudas contraídas con sus proveedores y a finales del 2013 incluso llegó a reducir ese período a menos de un día. Además, según los datos oficiales del Ministerio, en septiembre del 2014 la cantidad que adeudaba era de cero euros. La situación ha cambiado radicalmente en la última publicación realizada por Hacienda, correspondiente al segundo trimestre de este año, y ahora las empresas que trabajan o suministran servicios al Concello noiés aguardan de media 110 días para que les paguen, 80 jornadas más que justo un año antes. Además, ahora, en el debe del Ayuntamiento figuran pendientes cerca de 2,5 millones de euros.

Mejoría notable

Por su parte, la entidad local rianxeira ha seguido una trayectoria diametralmente opuesta y de ser el concello más tardón a la hora de pagar, justamente cuando Noia estaba al día en el abono de sus facturas, ahora roza el cumplimiento del plazo legal, con una demora de 30,46 días, según los últimos datos oficiales.

Hace un año, la espera de sus proveedores era el doble de larga, más de dos meses, y a finales del 2013 rondaba el centenar de jornadas de retraso.

También ha tenido una buena evolución en esta materia el Concello de Porto do Son, que ha reducido en 26 días el período medio de pago en un año y ahora cumple holgadamente el plazo legal. Por contra, Lousame se sitúa entre los ayuntamientos que más tardan en saldar sus deudas después de ver como ese período se incrementaba en 48 jornadas con respecto al segundo trimestre del 2015.

Otros concellos, en cambio, mantienen una trayectoria más o menos estable, para bien o para mal. La nota negativa la ponen entidades como la muradana o la carnotana, que no logran reducir los plazos de pago, mientras que en el lado positivo están Boiro y Ribeira, que siempre están dentro del plazo legal, y Outes y Mazaricos, donde se tarda, de media, menos de un día en formalizar los pagos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Solo cinco concellos cumplen el plazo legal de pago a proveedores