El jurel se encarece más del 300% desde la lonja hasta el consumidor

Un kilo se llega a pagar en la rula a seis céntimos y en la tienda supera dos euros


Ribeira / la voz

Hay especies que no tienen el tirón suficiente para satisfacer a los marineros ni a los compradores. Es el caso del jurel. Este pescado está pasando una mala época y, de hecho, su cotización a pie de muelle es, a veces, irrisoria. La semana pasada, en la lonja de Portosín, muchas cajas, de dieciséis kilos, se llegaron a pagar a un euro: Seis céntimos el kilogramo, una cantidad que no satisface a los armadores. Sin embargo, las amas de casa tampoco entienden cómo con estos precios nada más salir del mar, en los puestos de venta la cotización puede dispararse como mínimo más de un 300%.

Abundancia de la especie, escasez de demanda o un tamaño que no tiene salida pueden ser factores que hagan que el chincho no tenga tirón esta temporada. El patrón mayor de Portosín, Iván Carreño, comentó que están hartos de que el precio del chicharro esté por los suelos, y en especial el mediano, que «xa non ten prezo», subrayó.

Precio mínimo

La cotización la semana pasada cayó de forma espectacular y un euro por una caja de dieciséis kilos «é case un pecado», según el dirigente. Con todo, el jurel más grande alcanzó los cinco euros por recipiente puesto que tiene mucha más salida y un buen mercado en Portugal. En vista de los resultados, los armadores sonenses optaron por establecer un precio mínimo, por lo que no venderán esta especie por menos de tres euros la caja. En caso contrario tienen previsto que se quede en el mar.

Mientras en Portosín la situación es bastante negra, en Ribeira es un poco más llevadera. En este sentido, cabe destacar que el chincho mediano se pagó sobre los cinco euros la caja del que captura el cerco, mientras que el del arrastre estaba un poco más barato, aunque la mayoría se vende para congelar. El grande continúa teniendo bastante salida pues el envase se pagó por encima de los 25 euros. A pesar de estas cifras, el responsable de la rula de Santa Uxía destacó: «Está barato, non é normal que a cotización sexa tan baixa».

Las quejas de la mayoría de los armadores por el precio de este pescado azul contrasta con la respuesta de las amas de casa cuando van a la compra. Una mujer comentaba ayer en la plaza de abastos de Ribeira que no entendía cómo es posible que en las bancadas no se notase ese descenso en las lonjas.

El jurel mediano se podía adquirir en el nuevo edificio de ventas de Santa Uxía entre los dos y los cuatro euros el kilo. Por su parte, por el grande, que se suele utilizar para asar, pedían las pescantinas sobre cinco euros.

La situación en Boiro era muy similar. Una de las vendedoras ofertaba el jurel a tres euros el kilo del mediano, mientras que el más grande estaba a cinco.

El comprador final no entiende dónde aumenta de forma tan llamativa el precio.

16 kilos

La caja

Es la capacidad que tiene cada recipiente de pescado

6 céntimos

Kilogramo

Es el precio medio de la especie en el recinto de subastas

2 €

El kilo

Era el coste del jurel más barato ayer en Ribeira

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El jurel se encarece más del 300% desde la lonja hasta el consumidor