Las distancias limitan el servicio de hospitalización a domicilio

BARBANZA

MATALOBOS

Los concellos de Noia y Rianxo reclaman al Sergas que amplíe el radio de acción

20 sep 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La hospitalización a domicilio se terminó de implantar en la comarca hace ya quince años, pero todavía hay concellos a los que no llega por una cuestión de distancias. El servicio, creado como una fórmula alternativa para evitar los trastornos que generan los largos ingresos a los pacientes crónicos o con una patología aguda, cuenta con unas unidades ?denominadas Hado? que se movilizan específicamente tanto desde Barbanza como desde Santiago hasta los hogares de los usuarios. El problema es que nació limitado por decreto a un radio de acción de 25 kilómetros respecto al centro de referencia, lo que ha dejado en un limbo geográfico a un buen número de pacientes barbanzanos.

Desde el hospital comarcal se da cobertura hasta el último rincón de Ribeira, A Pobra, Boiro y Porto do Son; por lo que el principal obstáculo afecta a los municipios que dependen del Clínico de Santiago y geográficamente no cumplen con el requisito de los 25 kilómetros. En este caso se encuentran los concellos de Noia y Rianxo, cuyos gobiernos han reclamado al Sergas que amplíe la cobertura para que sus vecinos también puedan acceder a este servicio.

El alcalde noiés, Santiago Freire, en su último encuentro con el gerente del área sanitaria, Luis Verde, le demandó la necesidad de contar con la prestación y «déuseme por feito que estamos dentro dos ámbitos xeográficos onde se pretende implantar», señala el mandatario. «O caso é que non só se trata de unha cuestión de quilómetros, senón que ten que haber un tempo de resposta de menos de trinta minutos e nós estamos xusto nesa barreira, ademais dunha serie de variables dos doentes que valoran os propios facultativos para que poidan acceder ao servizo», explica.