Dieciocho días y demasiadas intrigas

Una de las primeras hipótesis es que la madrileña está viva, pero cada día que pasa merma el optimismo

La familia de Diana Quer La familia de Diana Quer

ribeira / la voz

El hermetismo de la investigación sobre la evolución del caso de la desaparición de la madrileña Diana Quer, hace hoy dieciocho días, así como el comportamiento de la afectada y su entorno familiar, siembra de dudas y preguntas todo lo que rodea el suceso, y más aún ante el insistente mensaje de que todas las posibilidades están abiertas. 

¿Por qué Diana Quer regresó sola a casa la noche de la desaparición?

Según parece, Diana Quer nunca regresaba sola a casa desde el centro de la villa y era habitual que la acompañara su hermana. ¿Por qué la noche de la desaparición decidió irse sola desechando el ofrecimiento de su madre, de ir a buscarla en torno a la 1.30? ¿Realmente regresaba dispuesta a llegar andando hasta la casa o alguien la estaba esperando? 

¿Cuál es la razón de que no respondiese al mensaje preocupado de su amiga?

Diana Quer dijo a una amiga a través de WhatsApp: «Me estoy acojonando un gitano me estaba llamando»; «y qué te ha dicho?», le respondía; «Morena ven aquí», contestó Diana. «¿Y qué le has dicho?», volvió a cuestionar la chica desde Madrid sin obtener respuesta. El diálogo podía no tener importancia si no se produjese la desaparición posterior, y resulta extraño que si Diana, como se constató, volvió a usar el teléfono posteriormente de forma voluntaria, no viese el mensaje de su amiga y le contestara para tranquilizarla. 

¿Por qué acudió a la vivienda a cambiarse y salió sin documentación?

Ya el segundo día tras la desaparición de Diana Quer, fuentes de la investigación señalaron que en la casa de Cabío había un pantalón corto de color rosa, por lo que se barajó que la chica acudió a cambiarse sin ser vista por su madre. Si efectivamente su intención era marcharse, parece que no tiene sentido que dejase el DNI y se fuese con solo 20 euros en el bolsillo. 

¿Por qué se mantuvo el pantalón rosa en los carteles de búsqueda?

Diana López-Pinel, a través de su abogado, Víctor Pedro de Bernardo, afirmó que su hija se cambió de ropa la noche que desapareció. El letrado aseguró que la investigación sabía que el pantalón rosa corto estaba en la casa desde el primer día, a pesar de todo los carteles de búsqueda mantuvieron, y algunos siguen igual, que en el momento de la desaparición «vestía pantalón corto rosa, camiseta blanca con sudadera y zapatillas negras de cordones». 

¿Qué llevó a una jueza de Ribeira a retirar la custodia de Valeria a la madre?

Según parece, un juzgado de primera instancia puede adoptar este tipo de decisiones en caso de riesgo para la menor o de penalidad del progenitor a su cargo. La retirada de la custodia, según explicó el padre, Juan Carlos Quer, fue de oficio, no por petición de parte, y a consecuencia de un informe médico tras los episodios de crisis de ansiedad de la pequeña de la familia que la llevaron a distintos centros médicos. 

¿Por qué no se mantiene la búsqueda en el entorno de A Pobra?

Si en un principio llamó la atención el desinterés de la investigación por los ofrecimientos vecinales para realizar batidas en la búsqueda de Diana Quer o indicios que aclarasen su desaparición, más chocante fue que, cuando se desplegaron grupos de rastreo vecinales durante dos jornadas, la segunda se suspendiese antes de la hora fijada, sin mayor explicación. Asimismo, los pobrenses se preguntan por qué, tratándose de un caso de alto riesgo, no hay búsqueda policial en el municipio estos días. 

¿Por qué el caso de Diana ha adquirido tanta dimensión?

A nivel de investigación, se declaró de alto riesgo desde el primer momento, dadas las extrañas características y ante la posibilidad de que chica estuviese en peligro, lo que conllevó la puesta en marcha de un gran despliegue a cargo de distintas secciones de la Guardia Civil, entre las que se encuentra la élite del cuerpo para este tipo de casos y que participó en la resolución de sonados casos, como el de Asunta. Mediáticamente ocupa los programas más populares de la televisión desde el primer día, puesto que a las cinco de la tarde del 22 de agosto, menos de cinco horas después de que se presentara la denuncia, ya saltaba al programa Sálvame por boca de Kiko Matamoros, a petición del entorno de la familia. 

¿La investigación tiene esperanzas de encontrar a Diana con vida?

Cada día que pasa merma el optimismo en la Guardia Civil, pero siguen convencidos de que está viva y trabajan con esa premisa, sin ocultar que es difícil que esté tantos días sin dar ninguna señal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Dieciocho días y demasiadas intrigas