Baroña rechazó el depósito de la basura de Noia en su monte

Los comuneros temían que se contaminasen los manantiales de la zona


Hasta la llegada de Sogama o Serra do Barbanza, algunos municipios de la comarca se las veían y deseaban para deshacerse de su basura. Era el caso de Noia, que no tenía vertedero y hace 17 años estuvo un mes llevando sus restos al de Santiago. Las autoridades noiesas solicitaron permiso a los comuneros de Baroña para poder depositar sus desechos en el de Porto do Son. El Concello incluso había ofrecido a los comuneros pagarles unos 3.000 euros al mes por utilizarlo.

Los comuneros convocaron una asamblea y, según informó La Voz de Galicia el 24 de agosto de 1999, los socios denegaron el permiso por mayoría. En la reunión estaban presentes 112 vecinos, de los cuales 89 se opusieron al alquiler del vertedero

El rechazo de la comunidad de montes a acoger las basuras de Noia se debió a que los vecinos tenían miedo a que contaminase los manantiales situados en la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Baroña rechazó el depósito de la basura de Noia en su monte