Los proyectos para la construcción de paseos marítimos se revitalizan

Ribeira, Porto do Son, Outes y Boiro negocian con Costas la materialización de las obras


ribeira / la voz

Tras varios años en los que las necesidades económicas obligaban a pensar solo en la ejecución de obras imprescindibles, el cinturón parece que va aflojándose y los ayuntamientos empiezan a pelear por proyectos que van más allá del asfaltado de una calle, de un bombeo para la red de saneamiento o de la colocación de aceras. Un ejemplo de ello es que han comenzado a revitalizarse los proyectos para la construcción de paseos marítimos. Así ocurre, por ejemplo, en Ribeira, Porto do Son, Outes y Boiro, cuyos dirigentes buscan el apoyo de Costas de Galicia para conseguir que el Ministerio de Medio Ambiente afloje el bolsillo.

Durante las últimas semanas, de forma discreta, los regidores ribeirense, Manuel Ruiz, y boirense, Juan José Dieste, mantuvieron encuentros con el responsable de la demarcación en la comunidad, Rafael Eimil, para transmitir sus demandas. No es casualidad que la ronda de contactos se mantenga en pleno verano, ya que la investidura del nuevo Gobierno central está, en principio, a la vuelta de la esquina y los presupuestos estatales deberán presentarse en octubre o noviembre. Por eso, urge negociar ahora para conseguir los fondos después.

Muchos candidatos

Sin embargo, hay muchos candidatos. Eimil visitó recientemente Muros y, según dijo la regidora, anunció que se trabaja ya en el arreglo integral del paseo, una obra cuya necesidad nadie discute. Por su parte, el pobrense Xosé Lois Piñeiro intenta arrancar el dinero para la segunda fase de la regeneración de As Xunqueiras, que también incluye un paseo y la puesta en valor de la playa de O Areal.

Las propuestas que están sobre la mesa supondrían sumar cinco kilómetros de sendas costeras a las ya existentes. En el caso ribeirense, por ejemplo, la intención pasa por acabar la obra iniciada con el paseo de O Touro, y financiada con fondos europeos, de forma que se una al tramo ya hecho otro de 800 metros que llegaría hasta la playa de Castiñeiras.

En este caso, el Concello no persigue tanto el dinero, que espera lograr de nuevo de la Unión Europea, como la autorización de Costas para la actuación.

En cuanto a Porto do Son, el Concello que capitanea Luis Oujo ya está viendo materializada una de sus apuestas: la conexión de la villa con el castro de Baroña. Por el momento ya está acabada la pasarela de madera que discurre por A Arnela y el mandatario comenta que, si los plazos se cumplen, antes de invierno podría estar listo el tramo que falta.

Sin embargo, Oujo no se conforma y ahora busca cumplir otra de sus apuestas: enlazar peatonalmente el núcleo de O Son con Caveiro, pasando por el instituto. Se trata de la recuperación de un viejo proyecto y el alcalde confía en que el próximo año pueda avanzarse en este sentido.

Por su parte, el boirense Juan José Dieste no ceja en su empeño de que se haga el paseo fluvial por el estuario del río Coroño: «Estuve con Eimil hace unos días y ahora ya estoy intentando que la obra se haga por fases».

A esto hay que sumar los planes que tiene el Concello de Noia para continuar con la remodelación del malecón de Gasset, para que esta ventana al mar de una villa que tiene un valioso casco histórico adquiera el protagonismo que le corresponde. En este caso, la actuación diseñada no tardará demasiado tiempo en materializarse.

La playa de Barraña verá aumentado su atractivo con un itinerario peatonal

Además de reclamar la ejecución del paseo de Coroño, largamente demandado, el Concello tiene un proyecto, cifrado en 118.000 euros, para la realización de un itinerario peatonal en Barraña de 2.400 metros cuadrados.

Explica el regidor, Juan José Dieste, que los caminos actuales están en pésimas condiciones y que la actuación prevé la realización de un sendero, con tierra compacta, que incluirá, además de diverso mobiliario urbano, un parque biosaludable, otro para niños y un espacio de observación.

También la Administración outiense persigue la culminación de una senda, en este caso fluvial, que permitiría conectar la zona comprendida entre O Requeixo y A Barquiña. El acceso, para disfrute de los bellos paisajes del término, enlazaría con el tramo que ya está hecho y con el área recreativa de Albán.

El regidor, Carlos López Crespo, confía en que esta intervención pueda materializarse y en ello está trabajando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los proyectos para la construcción de paseos marítimos se revitalizan