La oleada de incendios llegó a O Son con frentes próximos a casas y a la AC-550

Baroña fue la parroquia más afectada y un cámping estuvo a punto de ser evacuado


RIBEIRA / LA VOZ

La sucesión de frentes que desde hace días afectan a diferentes municipios de la comarca, llegó ayer Baroña, una de las parroquias de Barbanza históricamente más castigadas por las llamas durante los meses de verano. En esta ocasión, el fuego volvió a surgir en un punto muy próximo a la AC-550, y las llamas estuvieron muy cerca de algunas casas. Esto último hizo que los equipos de extinción, una vez garantizada la seguridad de los vecinos de la zona, priorizasen la protección de los inmuebles.

El fuerte viento que azota la comarca desde hace dos días fue el mayor obstáculo a la hora de coordinar el operativo de extinción. Las rachas, según explicaba uno de los integrantes, eran cambiantes, por lo que la dirección que iban tomando las llamas era igual de incierta. Otro condicionante al que tuvieron que hacer frente los brigadistas tenía su razón de ser en la AC-550, ya que este tramo que comunica la villa sonense y la ciudad de Ribeira es muy concurrido. Los agentes de la Policía Autonómica movilizados fueron los encargados de regular el tráfico para evitar que se formasen retenciones.

El fuego, que comenzó sobre las 17.00 horas, se dio por estabilizado hacia las 20.30 tras arrasar más de veinte hectáreas. Las llamas avanzaron a gran velocidad, avivadas por el fuerte viento. A medida que el tiempo pasaba, la prioridad fue movilizar el mayor número de medios aéreos para estabilizar el frente antes de la noche, durante la cual hidroaviones y helicópteros tienen vetadas las salidas, y unos valerosos vecinos se sumaron también al combate contra el fuego, armándose con todo lo que tuvieron a mano para combatirlo.

Poco después de las 18.30 horas, las personas que disfrutan de sus vacaciones en el cámping de Baroña recibieron la consigna de tener todo listo por si era necesario evacuar el recinto.

De forma paralela, entre las parroquias de Queiruga y Caamaño, se iniciaba otro frente de menor entidad poco antes de las 19.00 horas, que puso en peligro varias casas. La primera hipótesis que manejaban los equipos de extinción es que este también habría sido intencionado.

Aguiño y Couso, en Ribeira

Los incendios forestales también afectaron al concello de Ribeira. Hacia las 18.30, los bomberos de Boiro se desplazaban hasta A Covasa, justo detrás del puerto de Aguiño, al estar los del parque ribeirense apoyando las tareas de los agentes del distrito en O Son. El fuego llegó allí a pie de las casas y de las naves, pero fue frenado justo a tiempo, evitando alcanzase a los inmuebles casi in extremis.

No había pasado media hora de la alarma anterior cuando en Couso comenzaba un cuarto incendio a poca distancia de una planta mejillonera. Los medios desplazados estabilizaron el frente en algo menos de una hora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La oleada de incendios llegó a O Son con frentes próximos a casas y a la AC-550