Los cerqueros podrán pescar 600.000 kilos más de sardina

El Gobierno aumentó en tres mil toneladas la cuota total de este año en el Cantábrico


ribeira / la voz

Por fin una buena noticia. El sector del cerco ha visto con buenos ojos la medida del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de aumentar en 3.000 toneladas las capturas de sardina para este año. La decisión de la Administración implica que los alrededor de treinta barcos de la comarca puedan traer para tierra unas seiscientas toneladas más de esta especie pelágica. Un alivio para un colectivo que no está pasando por su mejor momento esta temporada.

La decisión del Ministerio fue tomada ayer durante una reunión mantenida en Madrid en la que estuvieron presentes responsables de Acerga, entre ellos el portosinense José Blanco.

El secretario general de Pesca, el gallego Andrés Hermida, firmó la resolución en la que se establecen las nuevas disposiciones para la ordenación de la pesquería de la sardina en aguas ibéricas.

Propuesta inicial

Los representantes de los armadores acudían a la cita con mucho recelo porque la propuesta inicial de las autoridades era reducir las capturas en el segundo semestre. La flota española tenía concedido para el último tramo del año un tope de 14.000 toneladas. Tras escuchar al sector, Hermida modificó las previsiones iniciales y autorizó la captura de 17.000 toneladas, tres mil más de las previstas, hasta el 30 de noviembre, según Blanco.

Desde el Gobierno central se explicó que el tope mensual se distribuirá con un máximo de 540 toneladas para los barcos del cerco de la plataforma del Cantábrico-Noroeste, que cuenta con 148 unidades. Los buques andaluces podrán hacerse con alrededor de 360 toneladas.

Las autoridades han reservado para la presente campaña una cantidad de 210 toneladas, no sujeta a topes de captura, para poder ser pescada por las embarcaciones que utilicen el arte del xeito, una modalidad que cuenta con un número importante de lanchas en el puerto de Rianxo.

La pesquería de la sardina comenzó en marzo y se prolongará hasta el 30 de noviembre. La época más importante para la captura de esta especie pelágica es sobre todo en verano, cuando tiene más grasa y la demanda es mucho mayor.

El presidente de Acerga destacó que este incremento de las cuotas les vienen muy bien, más aún en la época estival. Blanco comentó que no aumentarán la captura semanal, por lo que cada nave seguirá pescando 6.000 kilos. De esta forma quieren alargar todo lo que puedan la actividad durante la temporada y evitar quedarse sin cuota.

Balón de oxígeno

La decisión fue un balón de oxígeno para la flota del cerco, que en los últimos meses no lo estaba pasando nada bien. Y es que el jurel está siendo bastante escaso en sus redes y la campaña de la anchoa no fue nada positiva.

Los armadores tienen puestas muchas esperanzas ahora en el bocarte dado que en los últimos días se ha visto algo por el área de A Coruña y algunos barcos pusieron rumbo a la zona.

José Blanco indicó tras la reunión celebrada ayer en la capital de España que estaban bastante contentos con la decisión adoptada porque les permitirá coger más sardina esta temporada.

La especie no estaba siendo muy rentable porque la sardina es de un tamaño mediano, de unas veinte piezas por kilo, por lo que su cotización es bastante inferior a lo se esperaba en las últimas semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los cerqueros podrán pescar 600.000 kilos más de sardina