La contratación indefinida repuntó en el último ejercicio

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

El término pobrense es uno de los que más ha tirado del empleo estable durante este año

25 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La tendencia de los contratos laborales que se registran en la comarca se mantiene en parámetros similares desde hace mucho tiempo y aunque la situación está lejos de evidenciar que va a producirse un vuelco que acabe con la temporalidad en la consecución de un puesto de trabajo, durante el último año se han registrado cambios que son positivos. La contratación indefinida ha repuntado casi un 40%. Si en el primer semestre del 2015 se formalizaron 975 acuerdos laborales de carácter estable, en el 2016 la cifra se elevó hasta los 1.552.

Cabe señalar, por ejemplo, que el pasado junio se suscribieron el doble de contratos de trabajo indefinidos que en el mismo mes del ejercicio anterior. La tendencia se mantiene prácticamente igual desde que comenzó el 2016 y, además, al examinar los datos que de forma periódica publica el Servicio Público de Empleo se aprecia que repuntan los acuerdos iniciales de carácter temporal que acaban convirtiéndose en permanentes.

Grandes diferencias

Sin embargo, entre unos municipios y otros se aprecian grandes diferencias. Resulta difícil encontrar en Lousame, Mazaricos, Carnota u Outes acuerdos indefinidos, en la mayoría de los casos no llegan a cinco al mes.