La contratación indefinida repuntó en el último ejercicio

El término pobrense es uno de los que más ha tirado del empleo estable durante este año


ribeira / la voz

La tendencia de los contratos laborales que se registran en la comarca se mantiene en parámetros similares desde hace mucho tiempo y aunque la situación está lejos de evidenciar que va a producirse un vuelco que acabe con la temporalidad en la consecución de un puesto de trabajo, durante el último año se han registrado cambios que son positivos. La contratación indefinida ha repuntado casi un 40%. Si en el primer semestre del 2015 se formalizaron 975 acuerdos laborales de carácter estable, en el 2016 la cifra se elevó hasta los 1.552.

Cabe señalar, por ejemplo, que el pasado junio se suscribieron el doble de contratos de trabajo indefinidos que en el mismo mes del ejercicio anterior. La tendencia se mantiene prácticamente igual desde que comenzó el 2016 y, además, al examinar los datos que de forma periódica publica el Servicio Público de Empleo se aprecia que repuntan los acuerdos iniciales de carácter temporal que acaban convirtiéndose en permanentes.

Grandes diferencias

Sin embargo, entre unos municipios y otros se aprecian grandes diferencias. Resulta difícil encontrar en Lousame, Mazaricos, Carnota u Outes acuerdos indefinidos, en la mayoría de los casos no llegan a cinco al mes.

Cosa bien distinta es la que sucede en A Pobra, donde, por ejemplo, en abril de este año se suscribieron un total de 88 contratos indefinidos. Durante todo el ejercicio se observa, por el volumen de altas laborales de este tipo efectuadas, que el término pobrense es, actualmente, el que más está tirando de la contratación estable en la comarca.

Las cifras se sitúan por encima de las que registran otros municipios que también constituyen el motor de la industrialización barbanzana, como son Boiro y Ribeira. Según los datos, A Pobra es donde mayor número de acuerdos con carácter estable se han realizado y en el que también se producen más conversiones de trabajadores eventuales a indefinidos.

En todos los casos, es el sector industrial vinculado a la transformación de los productos del mar el que está favoreciendo que haya un repunte de las altas de empleados con carácter permanente. También es esta rama de actividad la que ha hecho posible que los datos de desempleo tengan menor incidencia en la comarca que en otros lugares.

El hecho de que estas contrataciones de carácter más estable estén vinculadas a la conserva o a la elaboración de precocinados también hace posible que el número de contratos indefinidos entre la población femenina sea bastante elevado, un fenómeno que no se registra en otros lugares.

Pese a todo, el aspecto negativo continúa siendo que la contratación indefinida representa un porcentaje ínfimo en el conjunto de acuerdos que se suscriben, sobre un 5%. El mejor ejemplo de lo anterior es lo sucedido en junio, último mes del que existen datos: en la comarca se formalizaron unas tres mil altas, pero solo doscientas fueron indefinidas. Muchos de los contratos solo fueron por días o incluso por horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La contratación indefinida repuntó en el último ejercicio