Las licitaciones de obras públicas atraen el interés de decenas de empresas

Ana Gerpe Varela
A. gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

c. queijeiro

Ribeira batió el récord con una contratación a la que concurrieron 83 firmas

23 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La contratación de obra pública constituye actualmente la gran salida para muchas empresas vinculadas al ámbito de la construcción. Con el sector todavía paralizado por el bum inmobiliario, las compañías que han logrado sobrevivir a la gran debacle del ladrillo y todo lo que ello implicó se agarran a los concursos que convocan las Administraciones para mantenerse a flote. Esta circunstancia provoca que haya un auténtico aluvión de ofertas para las licitaciones que se están haciendo en los ayuntamientos al amparo, principalmente, del Plan de Obras e Servizos y del PAI de la Diputación coruñesa.

Al concurso para un simple asfaltado de calles presentan sus ofertas no menos de una decena de firmas y, en muchos casos, de fuera de la comarca. El récord se ha batido en Ribeira, donde nada menos que 83 compañías aspiraban a conseguir una actuación valorada en 170.000 euros, consistente en la instalación de redes de saneamiento en Sobrido, Carballo y Meixe, en la parroquia de Oleiros. Al proceso para la dotación de aceras en la avenida de A Coruña enviaron sus propuestas más de una treintena.

El concello ribeirense, al igual que los de Rianxo, A Pobra, Porto do Son, Outes o Muros, entre otros, están inmersos en la convocatoria de los planes de obras provinciales y cuando se pregunta a los técnicos municipales, señalan que se espera la recepción de una avalancha de ofertas. Para muchas compañías, la convocatoria de estos trabajos constituye un aliento que les permite sobrevivir.