Cinco proyectos viarios estratégicos acumulan años en punto muerto

BARBANZA

SANDE

La circunvalación de Portosín sufre un nuevo revés, y la de Rianxo continúa sin presupuesto

13 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Al menos cinco proyectos viarios de la comarca, considerados de carácter estratégico en materia de seguridad y de mejora del tráfico rodado, llevan años en punto muerto. Algunos, como la circunvalación de Rianxo, en un vial provincial que discurriría entre A Pedreira y Rianxiño, llegaron a estar presupuestados, pero después del 2011 la actuación, cifrada en medio millón de euros, desapareció sin que se haya vuelto a saber de ella. El mandatario, Adolfo Muíños, indica que es una obra necesaria porque se reduciría la densidad circulatoria en el casco urbano, se crearía una área de desarrollo en la localidad y se dotaría de mayor seguridad a la zona de los colegios.

Otra obra de la que lleva mucho tiempo hablándose, sin que hasta ahora se haya colocado la primera piedra, es la variante de Portosín. El proyecto está en curso nada menos que desde el 2011 y cuando ya se había seleccionado una de las tres alternativas de trazado posibles, resulta que aparecieron restos arqueológicos que motivan la implicación de Patrimonio.

Búsqueda de una alternativa

Con el ánimo de que la intervención no se eternice, el mandatario sonense, Luis Oujo, se reunió hace unos días con el jefe de servicio de carreteras y, al parecer, se está buscando una alternativa, aunque continúa sin haber plazos fijados por la Administración autonómica. De momento ha llegado un nuevo verano y, como apunta Luis Oujo: «Atravesar Portosín é insufrible».