La violencia machista se sitúa al mismo nivel que en las ciudades

Los datos del primer trimestre del 2016 son igual de preocupantes que los del 2015


No todas las estadísticas son frías. Y no lo son por el trasfondo que esconden los resultados que se obtienen. Esta es una de las conclusiones que se alcanza al analizar los datos resultantes del número de casos de violencia de género registrados en el primer trimestre del 2016 en juzgados de la comarca, y que se sitúan al mismo nivel de partidos judiciales (atendiendo al ratio poblacional) como Santiago o Ferrol, tal y como reflejan los cifras oficiales aportadas por el Consejo General del Poder Judicial. Por ejemplo, en el de Santiago de Compostela (145.231 vecinos) y entre enero y marzo, se atendieron 38 asuntos. Mientras, en todos los municipios del área barbanzana (118.810 residentes), fueron 29 los tramitados en los siete juzgados repartidos en Ribeira, Noia y Muros.

El mismo análisis puede hacerse al comparar la situación de la comarca con la de Ferrolterra. Aquí, el partido judicial, que atiende a una población de 170.280 vecinos, asistió 54 asuntos, una cifra que no está tan lejos de la barbanzana si se atiende a la población que hay en uno y otro partido. Otra triste conclusión de esta estadística resulta al comparar las cifras de los juzgados de la comarca con los de otras sedes de ámbito comarcal de Galicia. Por ejemplo, y para poner un caso del interior, si uno analiza lo ocurrido en la comarca ourensana de A Limia descubre que la cifra de casos se fijó en 18, cuando la población que atiende no alcanza los 80.000 vecinos.

Más allá de las estadísticas judiciales hay que valorar también la policiales, que no son oficiales pero se obtienen del seguimiento diario que se realiza al trabajo de los agentes. Basta decir que en Ribeira, y solo el lunes, había tres acusados de practicar este tipo de violencia contra sus respectivas parejas. La mayoría de los casos así acaban en órdenes de alejamiento contra los agresores, el problema es que luego, una parte de estos individuos, acaban quebrantando dichas órdenes judiciales haciendo que la carga en los juzgados sea cada vez mayor.

Las fuentes consultadas ayer en la Guardia Civil explicaron también que lo mejor que pueden hacer las víctimas de estos casos de violencia, tanto física como psicológica, es llamar al número de teléfono 016, que no deja rastro en la factura mensual. Además, tanto en el instituto armado como en la Policía Nacional cuentan con agentes especializados en estos casos, así como en el seguimiento y apoyo a las víctimas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La violencia machista se sitúa al mismo nivel que en las ciudades