Los votantes de San Pedro y Queiruga castigaron a todos los partidos

Pese a perder apoyos con respecto a las elecciones de diciembre, el PSOE recuperó el puesto como segunda fuerza


Noia / La Voz

Casi cuatro puntos se incrementó la abstención en Porto do Son en las elecciones del pasado 26-J con respecto a las celebradas en diciembre, un dato que se hace especialmente evidente en dos de las doce mesas habilitadas en Porto do Son. Es difícil saber si se debió a desencanto o a desinterés por parte del electorado, pero lo cierto es que tanto en San Pedro de Muro como en Queiruga los votantes castigaron a los cinco partidos mayoritarios.

Ninguna formación política, ni siquiera el PP, que solo cedió apoyos en tres colegios electorales, logró mejorar sus resultados del 20 de diciembre en San Pedro y Queiruga, donde, en conjunto, los cinco partidos recibieron 55 y 68 votos menos que entonces.

El dato es particularmente malo para el BNG, que solo en Queiruga se dejó una treintena de sufragios y que perdió apoyos en todas las mesas electorales.

No le fue mucho mejor a En Marea, que perdió 153 votos -143 menos contó el BNG- y solo logró incrementar mínimamente el número de papeletas a su nombre en Caamaño.

Cambio de rol

Como consecuencia de este resultado, la confluencia de Anova, Podemos y Esquerda Unida cedió el honroso puesto de segunda fuerza más votada en favor del PSOE, que logró remontar a pesar de dejarse por el camino 75 sufragios y sacó a En Marea 38 votos de ventaja.

Por su parte, y pese a su escasa presencia en la zona, Ciudadanos mantuvo el tipo e incluso aumentó levemente su apoyo electoral, aunque está a años luz del PP, que multiplica por cinco las papeletas de la formación naranja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los votantes de San Pedro y Queiruga castigaron a todos los partidos