Las ayudas para prevenir incendios llegan a una semana de la campaña

Los comuneros coinciden en que los trabajos de limpieza ya deberían estar listos


Noia / la voz

Que las cosas de palacio van despacio y que la Administración maneja sus propios tiempos no es ninguna novedad, pero en ocasiones la situación adquiere tintes poco menos que absurdos. Es lo que ocurre con las subvenciones que la Xunta concede a las comunidades de montes para la prevención de incendios, que este año han llegado a una semana del inicio de la campaña de alto riesgo de fuegos forestales. La propia consellería estableció el 1 de julio como inicio de la época de mayor peligro y a estas alturas el monte debería estar listo y libre de maleza, sin embargo, las ayudas para las tareas de limpieza en el monte se concedieron el pasado día 23.

Las comunidades de montes de la zona que han solicitado estas subvenciones coinciden en que los trabajos de desbroce y limpieza deberían haberse ejecutado en primavera. Y, de hecho, este año confiaban en que sería así puesto que, a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, la convocatoria de ayudas se publicó con tiempo suficiente, en el mes de diciembre. Sin embargo, los plazos se fueron alargando y la resolución llegó la semana pasada, demasiado tarde en opinión de la mayoría: «Se aproban as axudas case en xullo para limpar en agosto pouco se pode previr», indicaban desde una entidad del municipio rianxeiro.

No es la única comunidad de montes desde la que hablan en estos términos, también en Xuño son de esta opinión: «Os traballos tiñan que estar feitos no mes de maio, e a resolución debería ter saído en marzo ou abril para que dera tempo a facer os traballos. É o que vimos reclamando desde hai anos». Paradójicamente, esta situación no es nueva, ni mucho menos, pero en esta ocasión la antelación con la que se publicó la convocatoria invitaba al optimismo: «A convocatoria saíu en tempo, a finais de decembro, e contabamos con estar limpando en abril ou maio. É o de todos os anos, na época de lumes non estás para limpar senón para apagar», indicaban desde Posmarcos.

Esta es una de las entidades que no figuran en el listado de comunidades de montes que se beneficiarán de las ayudas para rozar su terreno. Sí aparecen en esa relación cerca de una veintena de organizaciones barbanzanas que recibirán alrededor de 120.000 euros para trabajos de limpieza en distintas zonas.

Aunque ya hay resolución, por más que los comuneros quieran darse prisa en iniciar las actuaciones, hay una serie de pasos previos que deben darse ante de ponerse manos a la obra. Según se establece en la publicación del Diario Oficial de Galicia, en primer lugar los beneficiarios deben presentar un documento descriptivo de las intervenciones y es posible que tras eso se realice una inspección previa por parte de Medio Rural para verificar las localizaciones y superficies de trabajo propuestas y su viabilidad. Una vez comprobado esto, y, de ser el caso, emitidos los informes favorables preceptivos, podrán llevarse a cabo las tareas previstas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las ayudas para prevenir incendios llegan a una semana de la campaña