Las ayudas para prevenir incendios llegan a una semana de la campaña

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BARBANZA

Los comuneros coinciden en que los trabajos de limpieza ya deberían estar listos

28 jun 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Que las cosas de palacio van despacio y que la Administración maneja sus propios tiempos no es ninguna novedad, pero en ocasiones la situación adquiere tintes poco menos que absurdos. Es lo que ocurre con las subvenciones que la Xunta concede a las comunidades de montes para la prevención de incendios, que este año han llegado a una semana del inicio de la campaña de alto riesgo de fuegos forestales. La propia consellería estableció el 1 de julio como inicio de la época de mayor peligro y a estas alturas el monte debería estar listo y libre de maleza, sin embargo, las ayudas para las tareas de limpieza en el monte se concedieron el pasado día 23.

Las comunidades de montes de la zona que han solicitado estas subvenciones coinciden en que los trabajos de desbroce y limpieza deberían haberse ejecutado en primavera. Y, de hecho, este año confiaban en que sería así puesto que, a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, la convocatoria de ayudas se publicó con tiempo suficiente, en el mes de diciembre. Sin embargo, los plazos se fueron alargando y la resolución llegó la semana pasada, demasiado tarde en opinión de la mayoría: «Se aproban as axudas case en xullo para limpar en agosto pouco se pode previr», indicaban desde una entidad del municipio rianxeiro.

No es la única comunidad de montes desde la que hablan en estos términos, también en Xuño son de esta opinión: «Os traballos tiñan que estar feitos no mes de maio, e a resolución debería ter saído en marzo ou abril para que dera tempo a facer os traballos. É o que vimos reclamando desde hai anos». Paradójicamente, esta situación no es nueva, ni mucho menos, pero en esta ocasión la antelación con la que se publicó la convocatoria invitaba al optimismo: «A convocatoria saíu en tempo, a finais de decembro, e contabamos con estar limpando en abril ou maio. É o de todos os anos, na época de lumes non estás para limpar senón para apagar», indicaban desde Posmarcos.