¿Y si fuese una fortificación prehistórica?


De las tres estructuras, la que descansa sobre la colina es la que mayores incógnitas presenta, ya que solo pueden verse los diferentes sedimentos sin resto arqueológico alguno. Pero, ¿qué pasaría si el encuadre cronológico en Coto de Espiño acabase determinando que se trata de una fortificación junto a un núcleo que date de la Prehistoria?

El descubridor de las únicas pinturas prehistóricas gallegas en la cueva de Eirós lo tiene muy claro: «Significaría que estaríamos ante o primeiro de toda Galicia. Dende o punto de vista académico e profesional, que esta estrutura se tratase dun asentamento prehistórico sería fantástico, habería que percorrer máis de 200 quilómetros para atopar o seguinte máis próximo», expresó Ramón Fábregas Valcárcel.

Todavía es muy pronto para conjeturas y fantasías, sin embargo, si se constata una conexión coetánea entre las tres estructuras y el período de los fragmentos de cerámica hallados en Chan do Cerqueiro, Boiro pasaría a contar con una de las extensiones más importantes de asentamientos regulares de la Prehistoria (eso sí, en la penúltima etapa de la Edad de los Metales, del 3.000 al 2.000 a.?C).

Solo falta esperar a que el trabajo de los expertos, acompañado de estudiantes de la USC, den sus frutos y se proceda a su interpretación y musealización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Y si fuese una fortificación prehistórica?