Alfombras de pétalos, sal y mucha agua

Chaparrones intermitentes entorpecieron la confección de los mantos e incluso causaron destrozos


ribeira / la voz

Tuvieron poca suerte con el tiempo el batallón de barbanzanos que durante semanas se dedicaron a cortar flores y plantas, así como a tintar sal para la preparación de las alfombras de Corpus. Si bien es cierto que ayer, jornada que muchos dedicaron a contemplar las obras de arte más efímeras, el sol lució en Barbanza, sobre todo durante la tarde, la noche del sábado, que suele dedicarse a la confección de los mantos, fue nefasta. Los chaparrones que cayeron de forma intermitente entorpecieron los trabajos, retrasando su conclusión y obligando, en algunos puntos, a repetir tareas.

Los rianxeiros fueron los más madrugadores. Empezaron a trabajar en la calle de Abaixo y A Praciña hacia las tres de la tarde del sábado. Viendo que el tiempo no acompañaba, dejaron la Rúa do Medio, el atrio, la plaza de Castelao y la calle Irmáns Insua, que este año fue engalanada por primera vez, para la jornada dominical. Y, al final, tuvieron que hacer los diferentes motivos a trancas y barrancas, con interrupciones debido a la lluvia, que incluso borró algunos trazos de tiza y obligó a los artistas a agacharse de nuevo.

Desperfectos y retrasos

Enfadados con la meteorología estaban también los vecinos de Lampón. Empezaron por la noche a confeccionar sus particulares creaciones, pero la lluvia estropeó por completo uno de los motivos más espectaculares, un dibujo realizado con arena de colores en la bajada al muelle. La zona más próxima a la iglesia la dejaron para la mañana de ayer, y todavía estaban dando los últimos retoques poco antes de la salida de la procesión.

Y en Noia, a las cinco de la tarde de ayer aún estaban cobrando forma buena parte de los motivos religiosos que engalanaron las calles con motivo de la festividad del Corpus. Poco antes de las 15.00 horas cayó un chaparrón que truncó los planes de los afanados artistas. Los que ya tenían casi concluido el manto de O Tapal tuvieron que hacerse con un enorme plástico para salvar su creación.

También sufrieron retraso las alfombras que cubrieron varias calles de Muros, y eso que ya había actividad en la villa la noche del sábado, y dos viales de Porto do Son. Todas, unas antes y otras después, acabaron deshaciéndose al paso de los participantes en las diferentes procesiones del Santísimo.

día grande del corpus en la comarca

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alfombras de pétalos, sal y mucha agua