CIFP Coroso y Salica estrenan la FP dual gallega en alimentación

Un convenio firmado entre Educación y la empresa pobrense creará una titulación para doce alumnos

El conselleiro de Educación y el presidente de Salica firmando el convenio en la fábrica.
El conselleiro de Educación y el presidente de Salica firmando el convenio en la fábrica.

ribeira / la voz

Ataviados con redecilla para el pelo, bata protectora y cobertores plásticos en los pies. Posiblemente no fuese la indumentaria más frecuente en un acto oficial de la Consellería de Cultura e Educación. Pero es que en la mañana de ayer, tanto el escenario como el motivo suponen un hecho histórico para dos concellos de Barbanza y para Galicia.

Las punteras instalaciones de Salica en el polígono industrial de A Tomada fueron el lugar escogido para la firma de un convenio entre el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, y el director general de esta, Javier Arbaiza. Tras la rúbrica, el ribeirense CIFP Coroso contará, a partir de septiembre, con una nueva rama de su ciclo medio de elaboración de productos alimentarios, pero bajo la modalidad de una FP dual para doce alumnos.

Tuvieron que pasar cerca de cinco años de esfuerzo y negociaciones, entre los tres entes implicados, para que viese la luz este proyecto que introduce un arquetipo de formación profesional -a la orden del día en países como Alemania- basado en la sinergia máxima entre centro educativo y empresa privada. Precisamente, en esta última es donde el alumno recibe una gran parte del aprendizaje (en este caso los porcentajes corresponden en un 52% al centro y en un 48% a Salica). Se trata de una iniciativa pionera en el sector de la transformación alimentaria a nivel autonómico y comarcal.

Las características

En la nueva titulación -que origina una convocatoria separada del ciclo anterior que mantiene sus 22 plazas- el primer trimestre de cada curso se destinará a recibir el conocimiento mediante la forma tradicional, es decir, las enseñanzas curriculares en el propio centro integrado. Durante el período restante esa labor recaerá en los profesionales de Salica, que acompañarán y supervisarán en todo momento al estudiantado en el complejo.

Es necesario destacar que se abordará como una implementación progresiva, entre los cursos 2016 y 2019, donde finalmente se impartirá únicamente en la empresa alimentaria. Además, durante el primer año se dedicará un 10% del tiempo de estancia del alumno en la compañía a prácticas ajenas al ciclo, con la intención de mejorar la empleabilidad. En el segundo será del 5%. Por otro lado, Salica, Alimentos Congelados S.A. se hará cargo de la bolsa mensual del estudiante, que no podrá ser inferior a la parte proporcional del salario mínimo interprofesional, respecto al tiempo de la actividad que realice este.

El acuerdo se cerró con la presencia de los alcaldes de Ribeira y A Pobra, Manuel Ruiz y Xosé Lois Piñeiro, respectivamente. Así como del director del CIFP Coroso, Fernando Vázquez, varios docentes del centro y trabajadores de Salica. Muestra del apoyo colectivo exhibido.

«É necesario que exista unha implicación do sector empresarial e produtivo porque a formación é un medio, pero debe ser un fin», comentó el conselleiro Román Rodríguez sobre una medida orientada a la reducción del paro juvenil y a la «resposta do sistema educativo ás necesidades das empresas e que estas lle digan que é o que precisan».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

CIFP Coroso y Salica estrenan la FP dual gallega en alimentación