La investigadora que hace temblar al párkinson 

Antón Parada

BARBANZA

MARCOS MÍGUEZ

El artículo que da pie a su tesis doctoral ha sido galardonado por una revista científica estadounidense

21 feb 2016 . Actualizado a las 13:05 h.

La población, entendida bajo un concepto de colectividad, realiza día a día pequeñas proezas. Véase el ejemplo de un médico salvando la vida de una persona. Pero es un reducido conjunto de individuos el que puede llegar a cambiar el mundo. Pues será un equipo de investigadores sanitarios el que descubrirá la cura contra el cáncer. La magnitud del papel de cada una de estas dos partes está ligada al rango del alcance de su obra.

Helena Fernández Lago (Palmeira, 1989) tenía dudas acerca de cuál podría ser su futura profesión idónea. Por ello, cuando se acercaba el examen de selectividad, acudió junto a un familiar a la clínica de fisioterapia en la que trabaja. Allí le sorprendió cómo se podía tratar a un paciente sin necesidad de emplear medicación. Solo con las manos. Desde aquella visita decidió que la función suya sería la de ayudar a la gente.

Luchar en el laboratorio

Lo que no sabía esta joven ribeirense de 26 años es que no emplearía sus extremidades tal y como acababa de ver. Muy lejos de Galicia, concretamente en la capital californiana de Sacramento, el pasado viernes, un galardón se quedaba sin el tacto necesario para recogerlo ante seis asientos vacíos. Al otro lado del mapa, esos dedos seguían tecleando incansables.