La Marea denuncia la existencia de una caja B controlada por Marisol Villar

Dice que no constan ingresos ni gastos sobre un viaje valorado en 15.000 euros


ribeira / la voz

La transición que está a punto de realizarse en el gobierno de Noia no parece que vaya a materializarse de forma tranquila y sosegada. Al contrario, cada vez son más las evidencias que hacen prever un cambio rodeado de polémica. Después del tenso pleno del viernes sobre el proyecto de la ley de acuicultura, la Marea Cidadá lanzó ayer un dardo contra la concejala del NOIA Marisol Villar que, de dar en la diana, podría incluso acabar en los tribunales. La formación acusa a la independiente de haber controlado una caja B en el Ayuntamiento durante el tiempo que estuvo al frente de la Concellería de Relacións Veciñais.

La grave acusación tiene como punto de partida un viaje a Benidorm que tuvo lugar entre el 18 y el 23 del pasado mes de octubre. Dicha excursión, que incluía autobús, estancia en un hotel de cuatro estrellas en régimen de pensión completa y guías para visitar los principales puntos de interés turístico, fue organizada por la Concellería de Relacións Veciñais e Participación Cidadá pero, según señala la Marea en una nota de prensa difundida ayer, no consta en las cuentas de la Administración local.

Como prueba de esta acusación, el concejal Manolo Seijas Caamaño aporta un informe firmado por la secretaria municipal que dice lo siguiente: «Salvo erro ou omisión, non consta rexistrada ningunha operación no estado de gastos nin no estado de ingresos da contabilidade municipal relacionada cunha viaxe a Benidorm no exercicio 2015 ao día da data». Y el día al que se refiere es el pasado jueves, que es al que corresponde el cuño del registro de salida de dicho documento.

Ante esta situación, la Marea noiesa «sospeita que existiu unha caixa B para a xestión económica desta viaxe, controlada pola concelleira Marisol Villar, promotora da excursión». La formación se atreve incluso a hacer una estimación del dinero que pudo entrar en dicha caja. Manolo Seijas explica que el precio por persona fue fijado en 270 euros y asegura que participaron en la actividad entre 54 y 57 personas, por lo que el total de ingresos rondaría los 15.000 euros.

Petición de una comisión

Dado que no existen facturas que permitan despejar las incógnitas que se ciernen sobre este viaje, la Marea de Noia ha solicitado al alcalde la convocatoria de una comisión de economía para tratar el tema. Desde la formación instan al regidor a tramitar la comparecencia de los trabajadores municipales que participaron en la gestión de dicha actividad y a la propia Marisol Villar, con el fin de que presente las facturas que justifiquen la totalidad de los ingresos percibidos de los participantes en la excursión. También quieren que la edila explique porqué recurrió a una caja B en vez de seguir el procedimiento legal.

Manolo Seijas avanzaba ayer que si Villar no justifica correctamente lo ocurrido, la Marea «acudirá á xustiza para que esta ditamine se se incorreu nalgún delito». En este sentido, comento que «este tipo de prácticas escuras non poden ter cabida nas institucións, é importante que a transparencia sexa unha realidade fronte ás prácticas da vella política».

Marisol Villar no quiso ayer hacer declaraciones sobre las graves acusaciones realizadas por la Marea. La concejala del NOIA se limitó a decir que «ata despois de que se materialice a moción de censura non vou falar de nada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La Marea denuncia la existencia de una caja B controlada por Marisol Villar