Cerca de medio centenar de personas ya han soplado cien velas en la zona

Durante la última década, el número de vecinos que logró alcanzar el siglo de vida no ha parado de crecer


Ribeira / la voz

Los avances en materia de medicina y el aumento de la calidad de vida están demostrado que son los factores más determinantes para que las personas vivan cada vez más años. Una buena forma de medirlo es echar una ojeada a los datos que se recogen en el padrón continuo que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). En él se refleja que en la comarca viven más de cuarenta personas que han cumplido los cien años. En concreto, son 42 los vecinos que pueden presumir de pertenecer a un selecto club, el de los centenarios, que durante la última década estuvo cerca de duplicar sus integrantes.

En el año 2005, el INE contabilizó 27 residentes de la zona que en su carné de identidad figuraba que ya habían igualado o sobrepasado el siglo de vida. La cifra se incrementó en siete personas en el 2010 y prosiguió creciendo paulatinamente hasta alcanzar la última conocida. Aún así, el dato todavía está lejos del correspondiente al 2002, cuando 66 personas centenarias vivían en Barbanza, según el Instituto Galego de Estatística (IGE). En aquel entonces, Outes era el municipio más destacado en este apartado, con 17 vecinos que tenían una edad formada por tres dígitos. Pero de ser el concello más poblado por personas que han vivido un siglo de forma destacada, tiene que compartir protagonismo con otros al contar ahora con cinco.

Predominancia de mujeres

Lo que está claro es que las mujeres ganan la batalla a los hombres en cuestión de longevidad. La mayoría es abrumadora, en el grupo que se engloba a los centenarios barbanzanos el 85,7% corresponde a integrantes femeninas. Esto quiere decir que de las 42 personas que lo componen, 36 son mujeres. Esta diferencia no es exclusiva de la zona y para encontrar unos porcentajes menos dispares hay que remontarse a principios de siglo, donde los varones suponían casi un 40% del total.

Esta tendencia no se va a romper en los próximos años, si la proyección de población elaborada por el IGE se cumple. Desde el instituto estadístico gallego, establecen que en el año 2024 serán 74 las personas que tengan cien años o más y, para no variar, las mujeres serán mayoría, aunque el porcentaje de hombres crecerá hasta el 30%.

Muros y Noia, a la cabeza

Es difícil saber cuales son los motivos por los que las personas con más de un siglo de vida proliferan más en unos concellos que en otros. Podría pensarse que los municipios más poblados contarían con más vecinos centenarios, pero lo cierto es que no es así. De hecho, en Ribeira tan solo se contabilizan tres, mientras que en Muros son siete, en Outes cinco y en Carnota y Mazaricos cuatro. En este último caso, cabe destacar que hace 14 años la cifra alcanzaba la quincena.

En la zona también destaca Noia, que en el último padrón publicado reconocía a siete centenarios. Esta franja de edad, por cuestiones obvias, es muy variable y desde que el INE publicó los datos de población ya ha habido bajas. Sin ir más lejos, la pasada semana falleció Pilar Dosil Viqueira, noiesa que con sus 107 años era considerada la abuela de la comarca. Pero al igual que hay personas que abandonan el club de los centenarios, hay otras que están llamando a la puerta para entrar en él. En concreto, son 27 las que se registraron que ya han vivido 99 años.

Por otra parte, es resaltable que en todos los concellos hay vecinos que superan el siglo de vida. Únicamente en uno de ellos solo estaba empadronado una centenaria. Es el caso de A Pobra que en los últimos años nunca destacó por contar con demasiados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cerca de medio centenar de personas ya han soplado cien velas en la zona