Los concellos ahorraron en la última liquidación más de doce millones

Boiro, con 3,4 millones, fue el tercer ayuntamiento que más economizó en la provincia


Ribeira / La Voz

Gestión y control, estas son las dos palabras más repetidas en los grupos de gobierno de la zona para justificar el dato del ahorro bruto de los concellos barbanzanos en las últimas liquidaciones presupuestarias hechas públicas por el Ministerio de Hacienda. En total, fueron más de 12 millones de euros los que se consiguieron reservar mejorando diferentes puntos en los capítulos presupuestarios correspondientes a los gastos corrientes.

«Os gastos de funcionamento do Concello tes que telos», indica el alcalde de Boiro, Juan José Dieste, pero asegura que «facendo unha revisión constante dos mesmos pódese economizar moito». El Ayuntamiento boirense consiguió, siguiendo la línea señalada por el regidor, ahorrar más de tres millones de euros en el último ejercicio, lo que le sirvió para ser el tercer Concello de la provincia más austero.

La reducción del gasto puede conseguirse por diferentes vías. Dieste pone como ejemplo la contratación del servicio de limpieza municipal: «Tomar algunhas decisións ás veces pode molestar pero, por exemplo, polo servizo de limpeza estábase a pagar 80.000 euros e agora hai unha empresa que o fai por 51.000 aportando máis e mellores prestacións».

Precios fuera de mercado

Las Administraciones son vistas, muchas veces, como entes a las que se le puede exprimir. No es inusual que una empresa infle un poco el presupuesto cuando presenta una oferta para prestar un servicio o hacer una obra que va a ser sufragada por un Concello. Dependiendo de la magnitud económica de lo que se pretenda licitar, la ley ya obliga a pedir más de una oferta, pero cada vez es más habitual invitar a más de una empresa para que hagan sus propuestas y poder así elegir la más ventajosa. «Pedindo varios presupostos xérase competencia. Aquí había empresas que levaban vinte ou trinta anos traballando para o Concello fixando uns prezos esaxerados, que estaban fóra do mercado», comenta Dieste.

En Noia también trabajan para controlar el gasto. El portavoz del gobierno, José Manuel Lage Tuñas, indicó que este año «incrementaremos o control sobre o gasto, sacando a concurso servizos externos que levan moitos anos en situación irregular e que teñen un custe moi importante para o Concello».

Servicios y deuda

Un Concello no puede tener superávit, como apunta Luis Oujo, mandatario de Porto do Son. Por ello, ahorrar no significa guardar sino más bien todo lo contrario. El aumento de servicios o la mejora en la prestación de los mismos y la reducción de las deudas es a donde se destina la cantidad ahorrada. Por esta última opción apostó fuerte el gobierno de Rianxo para «recuperar o dominio dos recursos propios», afirma el regidor, Adolfo Muíños. Esta decisión provocó que se resintiesen las inversiones, pero cuando se liquide la deuda «o que antes se destinaba a atender pagos financeiros poderá usarse para mellorar servizos».

Los resultados tras restar a los ingresos corrientes los gastos de funcionamiento fueron positivos en todos los concellos salvo en Muros. La actual alcaldesa, María Xosé Alfonso, aseguró que su equipo ha tomado medidas para mejorar el dato «renunciando a unha obra de 50.000 euros ou a dúas subvencións que levaban implicadas achegas municipais», aunque tuvieron que hacer frente a gastos inesperados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los concellos ahorraron en la última liquidación más de doce millones