Calvo regresa a su trampolín político para relanzar la figura de delegado

«Espero estar á altura deste posto vital para solucionar os problemas da nosa provincia», aseguró el ferrolano


A Coruña

Diego Calvo definió como deja vú su nombramiento de ayer. El expresidente de la Diputación, cargo del que se apeó arrastrado por el fiasco electoral del PP en las últimas elecciones municipales, volvió ayer a la sede provincial de la Xunta, donde estrenó el recién creado puesto de superdelegado autonómico en A Coruña. Allí estuvo dos años hasta que el PP recuperó la Diputación y el partido le señaló como máximo responsable del ente provincial. Desde la debacle electoral de mayo de este año, Diego Calvo ha sonado incluso como conselleiro en el retocado equipo de Feijoo, pero finalmente su incorporación al gobierno autonómico será a través de un puesto que conoce a la perfección.

En su discurso ante una representación de todos los estamentos sociales, militares y políticos de la provincia, Diego Calvo aprovechó la promesa del cargo para defenderlo. «Este foi un modelo moi criticado pero o tempo demostrou que os que o criticaban estaban errados», dijo Diego Calvo, asegurando, entre otras razones, que la figura del delegado provincial permitió un ahorro de más de diez millones de euros. Ante el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, agradeció de nuevo la confianza del presidente Alberto Núñez Feijoo. «Espero estar á altura deste posto vital para solucionar os problemas da nosa provincia», sentenció Calvo.

El propio Rueda ahondaría en estos argumentos indicando que otras comunidades autónomas, de diferentes colores políticos, copiaron la fórmula de la Xunta. «No 2009 isto era un experimento en toda España porque concentra nunha única persoa o traballo de 12 ou 14 cargos políticos», esgrimió el vicepresidente. En un auditorio repleto, el acto fue abierto por la ya exdelegada de los últimos cuatro años, Belén do Campo, quien dos horas antes tomó posesión de su puesto de directora xeral de Gandería, Agricultura, e Industrias Agroalimentarias da Consellería do Medio Rural.

En su repaso como delegada, Do Campo no evitó rememorar los peores momentos, como el incendio de las fragas do Eume, la muerte de los héroes del Orzán, la tragedia de Angrois o el más reciente rali de Coruña. Pero también destacó hitos históricos positivos como la primera fusión en los últimos años o el éxito de la política asociativa entre los ayuntamientos de la provincia de A Coruña. «Tendo unha magnífica delegada, vai ter un magnífico substituto», sentenció Rueda en el cierre del acto en el edificio administrativo de la Xunta en A Coruña.

«Sinto un ?deja vú?, hai seis anos tiven a honra de ser o primeiro delegado na provincia da Coruña»

Diego Calvo

«No 2009 isto era un experimento en toda España, concentrar nunha persoa o que facían 12 altos cargos»

Alfonso Rueda

«Os nosos verdadeiros xefes son os galegos e as galegas»

Belén do Campo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Calvo regresa a su trampolín político para relanzar la figura de delegado