Siete años de cárcel para un guineano que intentó matar a una lousamiana

La sentencia lo condena también a 24 meses de prisión por coacciones, a otros 16 por hurto, a 18 más por allanamiento y a pagar a la víctima 37.150 euros


noia / LA VOZ

Amadú Tidiame Diallo, natural de Guinea Conakry, acaba de ser condenado a siete años de cárcel por intento de homicidio a una vecina de Lousame que llegó a acogerlo, por motivos de solidaridad, en su propia casa. La sentencia, dictada por la sección segunda de la Audiencia Provincial, da por probado que el condenado, sobre las 23.30 horas del 19 de noviembre del 2013, se dirigió al domicilio de la víctima con la intención de hablar con ella, pero esta no quiso atenderlo. Él, al ver que nadie le abría la puerta, empezó a golpear las persianas hasta que apareció la Guardia Civil, que fue alertada por la misma titular de la vivienda.

A las 06.45 horas del día siguiente, Amadú Tidiame se dirigió de nuevo al mismo domicilio. Tras romper con una piedra el cristal de la ventana que daba acceso a la cocina de la casa, y sin consentimiento de la propietaria de la misma, accedió a su interior. Posteriormente se dirigió hacia al piso superior, en donde se encontraba la víctima, hasta coincidir con ella en las escaleras.

El fallo judicial añade que fue en ese momento, y con la intención de acabar con la vida de la denunciante, cuando el acusado la agarró, en un primer momento, por un brazo y con la otra mano por el cuello. Posteriormente, la sujetó con las dos manos por el cuello hasta inmovilizarla para intentar ahogarla, pero cuando ella intentó zafarse «el acusado cogió de una repisa una plancha de hierro ornamental y la golpeó en la cabeza en varias ocasiones, empujándola escaleras abajo y quedando esta semiinconsciente en la primera planta». Fue en ese preciso momento cuando, alertados por el estruendo producido por la rotura del cristal de la ventana, llegaron varios vecinos para ayudar a la agredida y evitar que él se escapara mientras no llegaba una patrulla de la Guardia Civil.

El origen de la amistad

La denunciante y Amadú Tidiame se conocieron en Ponferrada poco después de que este llegase a España hace ahora unos seis años. Ella cooperaba en la localidad leonesa con un colectivo que se encarga de prestar ayuda a inmigrantes. A raíz de esa colaboración surgió una amistad entre ambos que acabó derivando en una invitación de la víctima para que él viviese temporalmente en su casa de Lousame durante el primer semestre del 2013. Poco después, entre los meses de octubre y noviembre, a Amadú Tidiame le buscaron un trabajo en Lugo y se mudó, dejándole claro la propietaria de la casa que no quería tener más contacto con él.

A partir de ese momento el acoso llegó con innumerables mensajes de telefonía durante las 24 horas del día que acabaron derivando una denuncia ante el instituto armado el 18 de octubre. Cuatro días después, y aprovechando el conocimiento que tenía de la vivienda, Tidiame accedió a la misma para hurtar un ordenador portátil, un teléfono fijo inalámbrico, dos tabletas, las llaves del vehículo y de la casa de la víctima, 80 euros en metálico y un teléfono móvil, objetos todos ellos, al margen del dinero, valorados en 590 euros.

La sentencia, además de considerarlo culpable por el citado intento de homicidio, lo condena a otros dos años de cárcel por coacciones, a 16 meses por hurto, a otros 18 por allanamiento y a pagar una indemnización a su examiga de 37.150 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Siete años de cárcel para un guineano que intentó matar a una lousamiana