Cinco jornadas de doce largas horas

En directo con los ganaderos barbanzanos apostados en Compostela

Los productores barbanzanos se concentran en dos puntos separados por dos kilómetros.
Los productores barbanzanos se concentran en dos puntos separados por dos kilómetros.

MAZARICOS / CORRESPONSAL

Doce horas al día, cinco días por semana. No parece una jornada, cuando menos en un principio, demasiado atractiva para nada. Y menos para protestar por una situación que amenaza con acabar con tu medio de vida.

Es, sin embargo, la que se están metiendo entre pecho y espalda los tres centenares de ganaderos de la comarca que, junto con sus tractores, llevan desde el lunes reivindicando en Santiago su derecho a poder vivir dignamente de su trabajo: «O que peor se leva é o de estar tantas horas parados, sen facer nada», señalaba curiosamente una productora de Mazaricos poco después del mediodía. Otra se quejaba del dolor de piernas: «E como non imos estar cansados se facemos dez quilómetros diarios!», replicaba una tercera.

Probablemente a ninguna le faltara razón porque, pese a estar simplemente concentrados con los tractores, las reuniones se suceden a lo largo del día y en diferentes puntos. Los de Mazaricos, Outes y Lousame se concentran principalmente en dos lugares separados por unos dos kilómetros: la entrada del centro comercial As Cancelas y la avenida de Lugo a la altura de la rotonda de Fontiñas, donde los trenes que entran y salen de la estación hacen sonar insistentemente sus bocinas, probablemente en señal de apoyo al colectivo.

El trasiego de ganaderos es continuo entre estos tres puntos y el antiguo mercado de Salgueiriños hasta donde bajan los que se concentran en las instalaciones de Mercagalicia para dar el parte diario de lo que va sucediendo.

Las piernas no paran y los teléfonos tampoco: «Hai tantas reunións e tantas asembleas que se fai complicado seguir o ritmo do que vai sucedendo e do que se vai acordando», señalaba uno llegado desde Lousame en un inmenso tractor verde desde el que, móvil en mano, se enteraba de los pormenores de la situación y al poco daba instrucciones sobre alguna contingencia surgida en su explotación.

Granjas atendidas

Porque, aunque los ganaderos pasan la mayor parte del día en Santiago, el trabajo de la granja no para y de eso también hay que estar pendiente. «Nós paramos, pero as vacas non entenden de folgas. Enferman, queren comer e queren ser muxidas igualmente. Os que quedaron na casa son tan importantes coma os que estamos aquí porque seguen coa actividade diaria e, aínda por enriba, están con moito máis traballo porque son menos mans para traballar», apunta uno de los miembros de Gandeiros de Mazaricos, probablemente la mayor asociación municipal de productores que participa en la concentración compostelana. El colectivo, encabezado por el alcalde Juan José Blanco, está presente en todos los foros de debate e incluso su presidente, Óscar Blanco, formó parte del grupo de personas que se reunió en la mañana de ayer con el jefe del gobierno gallego, Alberto Núñez Feijoo, y la conselleira do Medio Rural, Rosa Quintana.

Pese a esto, los barbanzanos se quejaban de lo que se ha convertido en una constante durante la última semana: el caos existente en todas las reuniones que se han llevado a cabo. «Non queremos contar con sindicatos pero o certo é que temos que madurar moito nesto das manifestacións porque nos últimos días estivemos moi desorganizados», apuntaba un mazaricano que señalaba la necesidad de trabajar en conjunto y de superar diferencias que en nada ayudan al colectivo.

En el momento de escribir esta crónica, los ganaderos de la zona de Barbanza empezaban a poner en marcha sus tractores rumbo a las industrias lácteas donde, al parecer, continuarán con sus protestas durante los próximos días. Tal y como decidieron en una asamblea abierta, los vehículos de Mazaricos, Outes y Lousame se encargarán, a partir de ahora, de bloquear la entrada a la cooperativa Feiraco, en Negreira, y a la empresa Lácteos Pérez, en Santa Comba, intentando así impedir la entrada y salida de cisternas de leche y de producto envasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cinco jornadas de doce largas horas