La autopsia determinará si los acusados por la muerte de Yulisa son acusados de asesinato

Si concluye que hubo ensañamiento no se tipificará como homicidio y la pena será mayor


ribeira / la voz

Ventura Lustres Miranda y Melisa Abelleira Castro, ambos con un hijo en común, es la pareja que, desde el miércoles, se encuentra en prisión preventiva acusada de un delito de homicidio doloso por la muerte de Yulisa Altagracia Pérez Fermín, la mujer dominicana de 39 años que apareció el pasado domingo en una finca de A Pobra con nueve orificios en el cuerpo causados por un destornillador. Es precisamente la brutalidad con la que se acabó con la vida de esta madre de tres hijos, y abuela de dos críos, lo que puede provocar una modificación en el tipo de delito que se les impute finalmente. Para ello habrá que esperar a conocer el resultado definitivo del informe forense. Si el facultativo concluye que hubo enseñamiento, es decir, que tras la punzada que le provocó la muerte hubo otras posteriores, la justicia pasará a calificar esta muerte violenta como asesinato, y no como homicidio, lo que implica un mayor castigo de cárcel en el que caso de que sean condenados.

Las diferencias

La diferencia entre uno y otro delito, en el Código Penal, varía de los artículos 138 al 139. El primero, el de homicidio, incluye una pena de 10 a 15 años. El de asesinato cifra el tiempo que los condenados tendrán que pasar entre rejas de 15 a 20 años si concurre alguna de las siguientes circunstancias: si existe alevosía (que en la muerte de Yulisa podría darse); por precio, recompensa o promesa (no sería el caso de A Pobra); y por ensañamiento, aumentando deliberadamente el dolor del ofendido (algo que determinará el forense). Aquí hay que hacer una matización atendiendo a la modificación del Código Penal que entrará en vigor el 1 de julio. En el caso de los homicidios no variará la pena. Sí cambiará la de asesinato, que pasará a castigarse de 15 a 25 años de cárcel. Según fuentes judiciales consultadas, el crimen de A Pobra podría ser juzgado atendiendo a la fecha en la que ocurrieron los hechos.

Mientras, la investigación proseguía ayer con la inspección, por parte de tres agentes, acompañados de un perro, del entorno del piso de los acusados.

La embajada de la República Dominicana y amigos ayudaron a sufragar los gastos

La familia de Yulisa ha estado siempre arropada por los amigos de la difunta desde su fallecimiento. Desde el lunes, su hermana y su madre, Isabel y Mercedes, respectivamente, han estado siempre acompañadas. Además del respaldo moral, la familia ha recibido la ayuda incondicional de la embajada de la República Dominicana en España, que ha contratado a una empresa funeraria y financiado parte del servicio para transportar el féretro al país caribeño.

La previsión es que sea trasladado entre hoy y mañana. A mayores hay que subrayar el apoyo de los muchos amigos de Yulisa, que no han dudado en aportar dinero para costear los gastos. Entre todos han juntado unos 3.900 euros, con los que, además, se pagarán los billetes de avión de Isabel, Mercedes y una prima de la difunta, que reside en Ribeira, para que la acompañen en el funeral que tendrá lugar en su localidad natal, Nagua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La autopsia determinará si los acusados por la muerte de Yulisa son acusados de asesinato