Barbanza catalogó un centenar de bienes arqueológicos en un lustro

Rianxo ha incluido en el inventario del nuevo plan urbanístico una veintena de elementos que no están en la norma actual


Noia / la voz

No cabe duda de que su basto patrimonio arqueológico es una de las grandes bazas de la comarca, pero quizá nadie sea del todo consciente de hasta qué punto lo es porque, a juzgar por hallazgos como el de hace apenas un mes, cuando se dio con una enorme mámoa en Rianxo, parece que Barbanza guarda todavía muchas sorpresas en esta materia. No en vano, en el último lustro, se han incorporado a la relación de elementos arqueológicos cerca de un centenar de bienes de distinto tipo.

Los últimos trabajos realizados en la sierra de Barbanza han permitido localizar en un área que toca los concellos de Boiro, A Pobra, Porto do Son y Ribeira medio centenar yacimientos y hallazgos de distinto tipo, así como algunas referencias en las que existen indicios de que, con un examen exhaustivo, podrían encontrarse nuevos elementos patrimoniales. En ese listado de bienes dignos de protección destacan, por ejemplo, las estructuras de Porto Traveso, que confirman que el macizo barbanzano estuvo habitado en la Edad Media.

Estos hallazgos obedecen al trabajo realizado en los dos últimos años, y a ellos hay que añadir los elementos localizados en el municipio rianxeiro en los últimos años. La gran mámoa de Burés, en la parroquia de Asados, y el castro de O Pelotiño, identificado el año pasado, son los ejemplos más llamativos, pero no los únicos.

De hecho, estos recursos no figuran en el inventario incluido en el nuevo plan urbanístico porque ya estaba cerrado cuando se encontraron. Aún así, el documento incorpora una veintena de bienes que no aparecían catalogados hasta ahora.

El proyecto para recuperar la Ruta das Mámoas de Boiro tendrá una nueva fase

Hace cuatro años, se inició un Boiro un proyecto para recuperar la denominada Ruta das Mámoas. En las dos primeras fases de esa iniciativa, se llevó a cabo la limpieza de los túmulos que hay en la sierra, y luego se amplió el objetivo de las actuaciones con la realización de estudios y prospecciones que permitieron encontrar e inventariar nuevos restos arqueológicos. Estos trabajos tendrán continuidad este año con una nueva fase del proyecto.

Igual que el verano pasado, en este 2015 está previsto seguir las excavaciones en los alto de la sierra. A grandes rasgos, lo que se hará en los próximos meses serán fundamentalmente tareas de mantenimiento de las mámoas, prospección y excavación. El proyecto concretando las actuaciones a realizar se dará a conocer a conocer en breve.

Investigaciones desde los años 90

En comparación con los demás municipios de Arousa norte, Rianxo es el que concentra el mayor porcentaje de recursos arqueológicos. En su territorio, se sitúan en torno al 41% de los elementos catalogados en los cuatro ayuntamientos, algo que no tiene por qué deberse a una mayor riqueza patrimonial. De hecho, un informe apunta a que un mayor esfuerzo investigador, con la existencia de estudios sobre arte rupestre desde los años 90, podría explicar las diferencias que existen, por ejemplo, con respecto a Ribeira, que cuenta con el 16,5% de los recursos de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Barbanza catalogó un centenar de bienes arqueológicos en un lustro