«Logramos construir una escuela en la India para 550 alumnos»

La oenegé recorre los centros educativos para concienciar a los niños de la necesidad de ayudar a los desfavorecidos


ribeira / la voz

Un cuarto de siglo lleva Ángeles Fernández dedicándose a la enseñanza, 15 años impartiendo lecciones en el instituto de A Cachada y una década en el de Espiñeira. En febrero se cumplirán tres años del momento en el que decidió llenar su vida de solidaridad y hacerse voluntaria de Manos Unidas. Es la responsable de la agrupación de Noia y realiza un trabajo incansable para ayudar a quienes más lo necesitan. Asegura que ser generosa con los demás le aporta algo maravilloso y difícil de explicar.

-¿Por qué decide dar el paso y unirse a la oenegé?

-Era un gusanillo que siempre tuve. Un buen día, asistí a la charla que ofreció en Noia una voluntaria y me animé a seguir sus pasos, me lo ofrecieron y decidí comprometerme.

-¿Qué acciones han llevado a cabo a lo largo del año?

-Precisamente el fin de semana pasado cerramos las actividades del año con una gala solidaria en el Liceo, aunque no sacamos una gran cantidad de dinero, 167 euros, todo suma y cada ayuda, por pequeña que sea, es importante para desarrollar los proyectos. Realizamos acciones como una cena del hambre a base de fruta y realizamos una exitosa carrera solidaria, entre otras muchas propuestas.

-¿Cuál es la iniciativa en la que se ha volcado más gente?

-A la carrera asistieron centenares de personas y el rastrillo de libros usados que hicimos recientemente y en verano también causó gran expectación. Para quien le guste leer, esta es una gran oportunidad de adquirir libros a muy buen precio.

-¿Qué retos se han conseguido con las aportaciones económicos que se reunieron este año?

-Logramos construir una escuela de la India para 550 alumnos de 23 localidades. El objetivo era que todos tuvieran unas condiciones óptimas aptas para el estudio. Manos Unidas tiene proyectos de todo tipo, agrícolas, sanitarios, de apoyo a la mujer...

-¿En qué proyecto se centrarán durante el 2015?

-Nos lo asignarán desde Santiago. Es la parte afectada la que pide a la oenegé, como cuando desde Noia colaboramos para hacer un hospital materno-infantil en Uganda.

-¿Son generosos los vecinos de la villa noiesa?

-Mucho, se vuelcan con todo tipo de actividades que organizamos. También concienciamos a los niños en los colegios. Desafortunadamente, los pequeños de hoy en día no están acostumbrados a compartir, tienen de todo.

-¿Qué te aporta intervenir como voluntaria?

-Aunque esta es una oenegé católica ayuda a gente de diferencias creencias. Colaborar me llena como persona, me siento bien con lo que hago.

-¿Cuántos voluntarios trabajan desde Noia?

-Un total de seis, pero todas las manos son pocas y necesitamos más voluntarios.

ángeles fernández responsable de manos unidas en noia

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«Logramos construir una escuela en la India para 550 alumnos»