«Dolorosa»


El Arzobispo Julián Barrio llegó ayer a Corrubedo a media mañana. Y le puso, quizás, el adjetivo más acertado a la situación que allí se vivía. «Esta es una dolorosa espera», dijo. Y así era. El paso de las horas, mientras no haya novedades sobre los náufragos, duele. Lastima. Ojalá hoy puedan regresar con sus familias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Dolorosa»