Un golpe de mar que dañó el puente obligó a un barco de Ribeira con 16 tripulantes a pedir ayuda

La tripulación del «O Genita» se llevó un buen susto pero está a salvo en un puerto en el que se refugió el barco


Ribeira

El «O Genita», un palangrero de Ribeira con 16 personas a bordo, tuvo problemas esta madrugada cuando navegaba en aguas del norte de Escocia. Al parecer, y según explicaron sus armadores, del grupo Vidal Bandín ribeirense, lo que ocurrió fue que, en medio de un fuerte temporal, un golpe de mar provocó daños en la embarcación. Concretamente, rompió una ventana e inundó parte del puente. Algunos aparatos eléctricos quedaron dañados, por lo que el barco no podía navegar con todas las garantías de seguridad. Se dio aviso a las autoridades, que enviaron un buque y un helicóptero. No hizo falta evacuar a los tripulantes ni remolcar el «O Genita», que logró navegar hasta un puerto refugio. Simplemente, los medios aéreos y marítimos se limitaron a acompañarle por si sufría algún percance.

La tripulación, casi toda de Ribeira aunque también procedente de Indonesia y Latinoamérica, está sana y salva en puerto. Eso sí, se llevó un buen susto porque el golpe de mar les sorprendió en plena madrugada, cuando parte de los marineros estaban durmiendo. Se trata de un barco que fue reformado de forma integral hace menos de un lustro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

Un golpe de mar que dañó el puente obligó a un barco de Ribeira con 16 tripulantes a pedir ayuda