Las diferencias entre mancomunidad y FCC afectan a la recogida de basura

Unos cuatro mil vecinos de Muros se ven perjudicados porque no se vacían los contenedores, desde hace una semana, por la avería de un camión


ribeira / la voz

El conflicto que desde hace tiempo mantienen la Mancomunidade Serra do Barbanza y la empresa que gestiona la planta de Servia, Fomento de Construcciones y Contratas, afecta a la recogida de basura. Los principales damnificados son los vecinos, especialmente los de Muros, dado que a consecuencia de la avería de un camión no se vacían los contenedores desde hace una semana. El Concello calcula que son más de cuatro mil los vecinos afectados.

Según un informe elaborado ayer por la Administración local hay dieciocho núcleos perjudicados, pertenecientes a las parroquias de Louro, Muros, Esteiro y Abelleira, así como la zona del mercado muradano. Los recipientes están a rebosar, hay bolsas de basura por el suelo y las quejas entre los residentes van en aumento.

Malestar creciente

Vecinos de los lugares de A Virxe do Camiño, Valdexería y Vadernado, aseguraban ayer: «Non entendemos esta situación, nin que ninguén nos informe. Co sinxelo que é poñer un papel nos colectores. As facturas chegan puntuais, pero as solucións sempre se demoran, e nós sen decatarnos do que pasa».

También en Porto do Son y Carnota hay algunos puntos afectados, pero en menor medida que en Muros. Esto se debe a que el camión utilizado en el término muradano es de reducidas dimensiones para acceder a calles estrechas y, precisamente, es en este Concello donde la mayor parte del servicio se presta con el vehículo que lleva estropeado desde el martes.

Ante esta situación, la regidora, Caridad González, afirmaba ayer: «Tengo la impresión de que Fomento está haciendo una huelga encubierta para presionar a la mancomunidad en las negociaciones que se llevan a cabo para la renovación del contrato y las mejoras en el servicio. Si se estropea un camión habrá que buscar alternativas. Todos los días llamamos al gerente de la mancomunidad. Se dieron varias opciones pero resultado, cero».

El regidor de Porto do Son, Luis Oujo, indicó que la pasada semana recibió protestas de residentes en Queiruga y Baroña porque no se recogía la basura. Explicó que habló con el gerente y no volvió a tener quejas. Oujo afirma que los conflictos vienen de antiguo y manifiesta: «Están botándolle un pulso á mancomunidade».

Por su parte, el presidente de la entidad supramunicipal, Ramón Noceda, comentó que se alquiló un camión pequeño y la previsión era que ayer por la noche pudiera restablecerse la normalidad en la recogida de residuos en Muros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las diferencias entre mancomunidad y FCC afectan a la recogida de basura