El sector lácteo exige unión para afrontar la supresión de las cuotas

Más de trescientos ganaderos gallegos asistieron a las jornadas de Mazaricos


maraicos / la voz

Tras veinte años de existencia, el próximo 31 de marzo desaparecerán las cuotas lácteas y comienza un nuevo período para los ganaderos, que podrán producir tanta leche como sean capaces de comercializar. Este cambio sustancial en las actuales reglas del juego provoca cierta incertidumbre en un sector que teme, como primera consecuencia, una caída sustancial de los precios y, por extensión, la desaparición de muchos establos, incapaces de competir en un mercado libre. Así quedó de manifiesto en el transcurso de la sexta edición de las jornadas técnicas sobre vacuno de leche a la que acudieron más de trescientos ganaderos llegados de toda Galicia. También quedó patente, en palabras del alcalde de Mazaricos y de la propia conselleira do Medio Rural que clausuraron el acto, la necesidad de que todo el sector esté unido para superar los nuevos retos que se presentan a corto plazo.

«É necesario unha interprofesional láctea (Inlac) forte onde esteamos representados todos os que temos algo que dicir no lácteo -señaló Pedro Ramos, portavoz de la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia- e é preciso que este organismo teña maior capacidade de influencia tal e como sucede en Francia. Do contrario, agardamos un futuro complicado». En esta idea coincidió el presidente de la Organización de Productores Lácteos (OPL), Manuel Iglesias, para quien es necesario cambiar los actuales contratos lácteos para «que sexan útiles e a súa firma sexa resultado dunha negociación e non dunha imposición, tal e como sucede na actualidade».

Mejorar la competitividad

Otros técnicos incidieron en la necesidad de que el sector productor mejore su competitividad, imprescindible más que nunca en un posible escenario de precios bajos, tal y como apuntó José Luis Antuña, director general de la cooperativa Feiraco y hasta hace unos meses presidente de la Inlac. Este profesional se mostró rotundo a la hora de afirmar que aquellas explotaciones que no logren ser eficientes se verán a abocadas a la desaparición «tal y como sucedió con el 80% de la granjas existentes en la última década». Antuña también llevó a cabo una defensa del modelo cooperativo y desglosó la importancia de este tipo de sociedades en el resto del continente: «Conviene no olvidar que de las cinco empresas que más pagaron por la leche en Europa, cuatro son cooperativas».

Xosé Turnes, presidente de la Asociación Terra e Leite, introdujo otro aspecto negativo que, a su entender, traerá la supresión de las cuotas lácteas y que no es otro que los problemas que muchas granjas tendrán a la hora de comercializar la totalidad de su producción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El sector lácteo exige unión para afrontar la supresión de las cuotas