Fincas y calles son la alternativa al colapso de los depósitos de coches

En Ribeira y Boiro se harán tres subastas de 76 turismos y motos requisados por las policías en los últimos años para evitar la saturación de naves municipales


RIBEIRA / la voz

La conocida saturación que viven desde hace tiempo los depósitos municipales de coches tiene en Ribeira y Boiro los ejemplos más gráficos. La situación ha llegado a tal extremo que los responsables municipales han tenido que buscar alternativas para almacenar estos vehículos, que pasan por la utilización de fincas principalmente públicas, aunque también se ha recurrido a parcelas privadas. Además, en Ribeira, los turismos requisados, sobre todo en la zona portuaria coincidiendo con el mercadillo del sábado, son inmovilizados con cepos generalmente frente a los juzgados.

La solución para acabar con el colapso que se está dando en los recintos municipales pasa únicamente por subastar los turismos y motos almacenados en los últimos dos o tres años. En el caso de la Policía Local ribeirense ya se hicieron los trámites para realizar dos pujas de 24 y 11 vehículos, que tendrán lugar próximamente. Otra medida que está sobre la mesa, y que tendrán que valorar en el equipo de gobierno, es adaptar el bajo del edificio de la antigua discoteca Hesta Kurva, que fue comprada por el Concello, para almacenarlos.

La propuesta realizada supone una pequeña inversión que incluiría el acondicionamiento de las paredes y la colocación de una puerta metálica.

Repartidos en suelo público

La Policía boirense tiene repartidos en varios terrenos de titularidad municipal los 41 coches y motocicletas que han sido requisados desde el 2013. Además, la burocracia ya está en marcha para subastarlos a finales de año.

El perfil de los propietarios de estos medios de transporte, tanto en Boiro como en Ribeira, son personas que no podían cubrir los gastos que acarrean, y que generalmente, tras ser localizados sin el seguro o la ITV, deciden abandonarlos. Aún así, en ambas policías señalan que los titulares recibirán las facturas por el gasto de la grúa y la estancia en el depósito. Además, los agentes informan a la Justicia y la Dirección General de Tráfico.

En otros municipios con peso demográfico la situación cambia. En Muros, según la alcaldesa, no se confiscan. En Noia solo se trasladan a la nave municipal de Portobravo los vehículos retirados por la grúa, y los dueños no tardan en recogerlos. Los inmovilizados en la vía pública se dejan en el mismo lugar. En Rianxo, por último, la situación es muy parecida, y solo se trasladan al depósito los confiscados por la grúa, que suele coincidir con días de mercadillo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Fincas y calles son la alternativa al colapso de los depósitos de coches